«La crisis impulsó a las asociaciones que defienden la memoria de los pueblos»

Ramón Mijares, Ignacio Arias y Rosa María Rodríguez. / P. LORENZANA
Ramón Mijares, Ignacio Arias y Rosa María Rodríguez. / P. LORENZANA

La cronista de Las Regueras participa en el seminario Gerardo Turiel

R. MUÑIZ GIJÓN.

Tener menos dinero para viajar fuera devolvió el interés de los asturianos por su región. Esa es al menos la tesis que ayer expuso Rosa María Rodríguez, cronista oficial de Las Regueras, en el seminario Gerardo Turiel. «La crisis impulsó la necesidad de asociarse y hacer cosas en común, en el propio concejo», una labor que persigue «defender la memoria de los pueblos», indicó en las jornadas que organiza el despacho Mijares Abogados y retransmite ELCOMERCIO.es.

Rodríguez repasó una muestra de 21 asociaciones culturales, que se han ido constituyendo desde 1925, para preservar los vestigios de la guerra civil, los oficios tradicionales, organizar teatro asturiano y dinamizar la vida de los pueblos, entre otros fines. El jurista Ignacio Arias presentó a la ponente y recalcó la necesidad de que la miríada de asociaciones que ahora luchan cada una por su lado «se unan en una federación, como lo hacen las parroquias rurales, para mediar con la administración y dar apoyo técnico». Rosa María Rodríguez lamentó «el exceso de burocracia» que ahora soportan estas iniciativas. «Si llamas a un gaitero le pagas un donativo pero no te hace un recibo; al final justificar una ayuda lleva tanto papeleo que no compensa», indicó. Es un mal extendido, confió: «Sé de alguien que por el proyecto y la licencia para arreglar la panera le pedían 9.000 euros; a ese precio, al final dejas que caiga».