Cuatro nano-satélites sobrevuelan la Escuela Politécnica de Ingeniería