La galardonada del Pozu Fortuna ensalza la labor de la mujer frente al franquismo

Un momento de los actos, ayer, en el Pozu Fortuna. /
Un momento de los actos, ayer, en el Pozu Fortuna.

A. FUENTE TURÓN.

La primera mujer galardonada con el premio Pozu Fortuna, en memoria de las víctimas republicanas durante la guerra civil y el franquismo, no dudó en ensalzar el papel que tuvieron ellas durante la contienda y en la posterior resistencia. Dolores Cabra Loredo, archivera y una de las fundadoras de la Asociación Guerra y Exilio (AGE), quiso poner «voz a quienes ya no la tienen». «Sin la mujer -continuaba ante el público que acudió al acto en Turón- habría sido imposible mantener esa guerrilla que luchó desde las montañas; ellas eran quienes se encargaban de la logística y de la gestión de los recursos».

La galardonada también resaltó, viendo que había muchos jóvenes entre los asistentes, que son ellos quienes tienen que tomar el testigo «de esos valores republicanos».

El acto, que cumple su sexta edición, está organizado por el Foro Pozu Fortuna y su vicepresidente, Víctor Luis Álvarez, manifestó que se está constatando en la actualidad «un retroceso de los valores que defendieron las víctimas» arrojadas durante años a la mina. «Ellos luchaban contra la explotación, contra la miseria, y para que sus hijos vivieran en un mundo mejor. Ahora solo hay miseria y angustia».

El acto contó con una nutrida representación política, compartiendo escenario responsables de Izquierda Unida, del Partido Comunista y de Podemos.