El Conservatorio de Mieres seguirá luchando por el grado medio

Protestas en Oviedo en defensa del Conservatorio de Mieres, en abril pasado. /
Protestas en Oviedo en defensa del Conservatorio de Mieres, en abril pasado.

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento recomiendan no recurrir el fallo que deniega el aumento de nivel en el centro municipal

ALEJANDRO FUENTE

La decisión judicial de negar el grado medio para el conservatorio de Mieres ha caído como un jarro de agua fría en el seno de la plataforma que defiende la educación musical en el concejo. El director del centro, Roberto Serrano, señalaba que el fallo, por un lado, reconoce que se cumplen las características para que otorgue este incremento de nivel educativo, «pero se le otorga al Principado la potestad para que diseñe el programa educativo y por eso se le da la razón a la consejería». No obstante, el responsable del centro asegura que se va a seguir luchando para lograr la categoría que, defiende, se merece la escuela del municipio. «Esta semana hemos mantenido una asamblea para abordar este asunto y así lo hemos decidido, que vamos a continuar con la reivindicación».

Otra posibilidad, continúa Serrano, es que el Ayuntamiento presente un recurso de casación ante el Supremo. «También hemos mantenido un encuentro con responsables del gobierno local y ya nos han adelantado que hay recomendaciones jurídicas para no recurrir la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Asturias». No obstante, indica, se está a la espera de un informe final sobre ello. «Entendemos que si hay posibilidades razonables, el Consistorio debería de acudir de nuevo a los tribunales. Tampoco somos necios; si hay muy pocas, tampoco queremos meter al Ayuntamiento en un proceso con costas muy altas». Se espera que la decisión se adopte a lo largo de la próxima semana, cuando concluye el plazo de diez días para presentar el citado recurso.

El pasado 2 de diciembre se informó de que el Tribunal Superior de Justicia había desestimado el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Mieres contra la resolución de 14 de mayo de 2013 de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte por la que no se autoriza al municipio a impartir el Grado Profesional de Música en el conservatorio de la localidad. En concreto, la sentencia concluye que no existe una normativa que obligue a la administración educativa a crear o trasladar un conservatorio profesional de música al concejo debido a que considera suficiente la dotación actual y además hay escasez de potenciales aspirantes.

También se refleja la incapacidad del Ayuntamiento de Mieres para sostener el coste de las enseñanzas elementales que tiene autorizadas en la actualidad y, por tanto, se deduce su imposibilidad para asumir los costes de la implantación del grado superior, total o parcialmente.

En definitiva, el pronunciamiento judicial aduce que la planificación educativa compete a la administración autonómica, que no puede ser obligada por el Ayuntamiento de Mieres a implantar el grado profesional cuando la actual oferta educativa es adecuada y suficiente para acoger la demanda existente y cuando no existe una fuente clara de financiación para atender el mayor coste económico que representaría su creación.

Servicio prioritario

El director del centro también insiste en que es preciso que el Ayuntamiento se posicione sobre la declaración del conservatorio como servicio prioritario para evitar que vuelva a ser fruto de recortes presupuestarios. Al respecto, el concejal responsable del área de Educación, Jesús Armando Vila, ya afirmó que hay voluntad política para calificar el conservatorio y la escuela de música con esa catalogación. Pero hay que esperar, señala, a que los servicios jurídicos municipales determinen si tiene cabida legal esta declaración. Vila declaró: «Nos lo han pedido desde el centro, pero nosotros todavía no sabemos si podemos otorgar esa calificación».

Desde la escuela se recuerda que ya fue en el mes de junio cuando se entregó al gobierno local, a través de registro, un documento con la cobertura legal para que el Pleno aprobase la declaración. «Sí, nuestra intención es elevarlo a la consideración de la Corporación para su aprobación, si es posible legalmente», apostilló el concejal responsable.