El pozo Sotón se convertirá este mes en la única mina en activo visitable de Europa

R. A.

El pozo Sotón, cerrado administrativamente el pasado 31 de diciembre, abrirá sus puertas al público «casi de inmediato» como equipamiento turístico. Hunosa, propietaria de la instalación, centralizará allí todas las visitas que registran anualmente sus pozos, que se ofrecerán al público general y pasarán a ser de pago.

El Sotón se convertirá de esta manera en la única mina en funcionamiento visitable de toda Europa. Sus galerías le comunican internamente tanto con el pozo San Luis como con el María Luisa, uno de los cuatro de los que la hullera estatal aún extrae carbón, por lo que la entrada en el pozo entreguín permitirá visitar zonas de arranque y minas en activo.

La entrada será muy restringida, limitándose a entre diez y quince personas al día, que deberán reservar su visita a través de una página web que se activará «en breve», según han asegurado fuentes de la empresa. Hunosa espera que este proyecto pionero tenga «un efecto dinamizador» sobre el entorno y espera que tenga «un efecto positivo» sobre otros centros turísticos de la zona como el Museo de la Minería o el Ecomuseo de Samuño, con los que colabora desde sus inicios. Personal de Hunosa se encuentra ahora mismo completando un proceso de formación como guías turísticos.