Dentro del templo del carbón

Dentro del templo del carbón

El pozo Sotón muestra sus entrañas en un recorrido nunca antes visto por el público

E.C/ MARTA VARELA

El pozo Sotón queda hoy inaugurado con la primera visita por su interior que dura unas cinco horas en la que se puede apreciar los entresijos de unos de los pozos mineros más importantes, representativos y emblemáticos del Principado.

Las visitas ya pueden reservarse en la web 'visitaspozosoton' con un coste individual de 48 euros. La ruta durará una por el exterior de la explotación y cuatro para bajar a las entrañas de la mina comenzando en la planta octava y bajando hasta la décima.

El pozo Sotón, cabe recordar, tenía que abrirse al público obligatoriamente por ley tras recibir el año pasado la catalogación de BIC (Bien de Interés Cultural).

«Espectacular». Así calificó la presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, la visita a las entrañas del pozo Sotón, recorrido que la próxima semana se abrirá al público. La presidenta de la hullera, acompañada de los guías y de representantes de Hunosa, realizó el trayecto ayer para comprobar de primera mano lo que conocerán los visitantes.

Esta propuesta espera convertirse en un revulsivo turístico, no solo para la zona sino también para Asturias. Así, Hunosa ha invitado a conocerla y colaborar a los responsables del Mumi y del Ecomuseo de Samuño. Y, según confirmaba ayer Mallada, «nos planteamos centralizar todas las posibles visitas a explotaciones mineras en el pozo Sotón y generar unos ingresos que nos compensen la obligación de tenerlo abierto».

Mallada recordó que esta explotación sigue en activo como pozo auxiliar del María Luisa, donde sí se extrae carbón, y que es «nuestra tradición». «Es una oportunidad única de enseñar al mundo lo que tenemos en las entrañas de estas Cuencas; sin ánimo de competir con nadie sino de buscar fórmulas de colaboración con otras ofertas similares». «Sotón es la catedral de la minería de España, con 700 metros de profundidad y 140 kilómetros de galerías que pueden ser recorridas, es todo un lujo poder visitarlo», recalcó.

Formación a los guías

El minero gijonés Pedro Sánchez pone su experiencia de 19 años bajo tierra, en Pumarabule y María Luisa, para dirigir a los guías que acompañarán a los visitantes. Explicaba que «van a conocer la mina real, donde trabajaron generaciones de mineros y donde muchos dejaron su vida».

Estas visitas, según detalló María Teresa Mallada, se enmarcan en la línea de trabajo del plan de restauración y conservación medioambiental, la denominada Hunosa Verde, que junto a la explotación de carbón (la fundamental para la presidenta) y la diversificación conforman los pilares de Hunosa.