Hunosa negocia una entrada única para el Sotón y el Museo de la Minería

Un grupo de visitantes sale de la jaula tras visitar el pozo Sotón./
Un grupo de visitantes sale de la jaula tras visitar el pozo Sotón.

La hullera busca ofrecer al turista una experiencia sin duplicidades en los equipamientos que repasan la historia del patrimonio industrial

ALEJANDRO FUENTEMieres

Evitar duplicidades que puedan desorientar al turista y ofrecer una experiencia única del rico patrimonio minero e industrial de las Cuencas. Con este objetivo, Hunosa se encuentra negociando un convenio de colaboración con el Museo de la Minería (Mumi) de El Entrego. La intención última es poder ofertar una entrada conjunta para poder visitar el recinto cultural y su tren minero hasta el pozo San Vicente y el Centro de experiencias y memoria de la minería del pozo Sotón, también en el concejo de San Martín del Rey Aurelio. Desde la hullera pública se considera que ambas ofertas son complementarias y enriquecen de forma conjunta la visita a la comarca.

En la actualidad proliferan las muestras y experiencias sobre la minería en las comarcas del Nalón y del Caudal sin que haya una coordinación entre los distintos recintos. De hecho, una de las aspiraciones de los concejos de esta zona es poder ofrecer un paquete conjunto que en la actualidad no existe. Solo en el Nalón, además del Mumi y del Sotón único pozo en activo que ofrece visitas a su interior, también se encuentra el Ecomuseo del Valle de Samuño en Langreo, un tren minero que recorre una bocamina hasta el pozo San Luis de La Nueva.

La hullera pretende evitar que se ofrezca la misma oferta cultural o parecida entre los diferentes espacios patrimoniales de las Cuencas. Por este motivo, Hunosa ya ha mantenido varios encuentros con el Principado para participar de una mesa regional de patrimonio industrial que determine el contenido del recinto y que esté coordinado con otros centros de este tipo en las comarcas mineras para no repetir experiencias. Porque todavía hay recintos a los que hay que dotar de nuevo contenido. Por eso, el director de Energía y Nuevos Desarrollos de Hunosa, Javier Sopeña, considera que debe de ser a través de este punto de encuentro desde donde se deben de determinar los futuros usos culturales y turísticos del pozo Santa Bárbara de Mieres. De este modo, se diferenciaría del resto de ofertas existentes en la comarca. La hullera destaca que en este desarrollo deben de participan todas las administraciones implicadas en la conservación del patrimonio industrial.

Rehabilitación del BIC

Hunosa ha contratado por 95.000 euros la redacción del proyecto de rehabilitación integral del pozo Sotón. El arquitecto Julio Valle Alonso se encarga de esta labor. El documento resultante será trasladado a la Consejería de Educación y Cultura y pretende desarrollar una adecuación del equipamiento turístico-minero así como concretar sus futuros usos turísticos. Más en detalle, la hullera señala que este proyecto tendrá el objeto de «describir y analizar el estado actual, así como la definición técnica y cuantificación económica estimada de las obras que sería necesario para la posterior rehabilitación y adecuación de las instalaciones».

El documento técnico incluirá un estudio estructural del BIC, «en el que se incluya una minuciosa verificación y recálculo de su estructura completa». El trabajo ha de ir acompañado de una «evaluación de daños de los elementos estructurales más significativos, las pruebas y ensayos de campo realizados sobre la infraestructura, y los procedimientos de refuerzo y rehabilitación recomendados, de acuerdo con la tipología de daños y defectos observados en las inspecciones practicadas». Hunosa marca como condición en la redacción de este proyecto que la rehabilitación tiene que ir encaminada a mantener el estado «más cercano a su estado original».