El Stephen Hawking, una fachada de solo cinco años

Trabajos, ayer tarde, sobre la fachada del centro. /
Trabajos, ayer tarde, sobre la fachada del centro.

El equipamiento sufrió desde 2014 varias obras de mejora por el deterioro causado por el paso del tiempo

MARTA VARELA

Las láminas de acero que conforman la fachada principal del centro Stephen Hawking de Langreo están en fase de reparación. A los aproximadamente cinco años de su colocación, han tenido ya que ser reparadas al presentar tanto desprendimientos como riesgo de caída y daños en su aspecto.

Los trabajos se centran ahora en la retirada de las láminas de su pared a las que se está aplicando un tratamiento, con el que se espera que no vuelvan a surgir problemas. Tras la reparación se volverán a colocar en la fachada que cubre la zona administrativa del centro y sobre las que se han colocado las letras con el nombre del equipamiento.

Es de esperar que ésta sea la última mejora de un centro que comenzó a construirse en 2009 con un plazo de ejecución de veinticuatro meses. Tras reparar la fachada habrá que comprobar todas las instalaciones y recepcionarlas antes de la apertura del equipamiento.

Y es que con las obras terminadas, la apertura no está garantizada ya que el Gobierno Central no ha aprobado la orden de creación y regulación del centro de referencia estatal para enfermos medulares y de ELA. Dicho de otra forma, el modelo de gestión y su número de trabajadores. Sin este trámite, el centro continuará estancado tras casi ocho años de obras. No hay fechas probables para que finalicen los trámites.

De ocho a quince millones

El centro de discapacitados de Barros, diseñado por los arquitectos Noguera y Guedán, comenzó a construirse por la UTE formada por Construcciones Valmasedo y Rehabitec Lleida. Las obras tenían entonces un coste de 8,7 millones de euros. La UTE entró en en 2012 en concurso de acreedores, con el 95% de la obra ya ejecutada incluida la fachada. La fase final de la obra se reinició en octubre de 2014, cuando surgieron desperfectos que aumentaron la inversión a 15,7 millones de euros. Así se eliminó la corteza vegetal de parte de las cubiertas, se repararon descorches por humedad, el saneamiento, mejoras en la zona exterior principal, construcción de accesos y reparación de la fachada.