El acusado de robar en dos casas en Mieres acepta cuatro años de cárcel

El acusado, durante la vista oral en los juzgados de Oviedo. / H. ÁLVAREZ
El acusado, durante la vista oral en los juzgados de Oviedo. / H. ÁLVAREZ

Sustrajo grifería, ventanas de aluminio, tiradores metálicos, tuberías de cobre y joyas, que después llevó a locales de compraventa

MARTA VARELA MIERES.

El acusado de robar en dos viviendas de Los Pontones, en Mieres, entre el 15 de junio y el 17 de julio de 2017, aceptó ayer los hechos ante el juez y asumió una pena de cuatro años de cárcel, uno menos de lo que pedía la Fiscalía en su auto de acusación. Sustrajo efectos valorados en 5.211 euros y causó desperfectos tasados en 6.242 euros.

El Ministerio Fiscal señaló que el acusado, «no se sabe si solo o en compañía de otros, accedió al interior de la vivienda unifamiliar». Era propiedad de una mujer y de su exmarido y había sido la vivienda habitual de ella hasta hacía pocos meses. En el momento en el que se produjeron los hechos, «acudía a la casa de forma ocasional». El acusado accedió al interior «doblando la cerradura de una de las puertas de la casa».

Una vez dentro del inmueble se apoderó de numerosos efectos. Entre ellos, «joyas, ventanas de aluminio de distintas estancias (once en total); ocho radiadores pequeños y uno grande; grifería completa de un baño; los tiradores metálicos de las puertas de todas las estancias de la casa, así como los tiradores de los muebles de cocina y todas las tuberías de cobre y cableado eléctrico que se encontraban a la vista». Además, «rompió una caldera de gasoil, y se quedó con las piezas que había en su interior».

Días después del asalto, se detectó la venta de gran parte de las joyas sustraídas de la vivienda en varios establecimientos de compraventa.

El siguiente robo se produjo en la madrugada del 6 de julio de 2017, en la misma localidad mierense. Ocurrió en una casa contigua a la primera, vivienda habitual de un matrimonio. Violentó la puerta principal de acceso de la casa y se apoderó de varios efectos. El botín, según indicó la Fiscalía, estaba valorado en 885 euros. El acusado causó además daños materiales, que fueron tasados en 4.360 euros.