«Con ver el agua del grifo ya sonríen»

Dieciocho niños saharauis fueron recibidos en el Ayuntamiento de Langreo. / JUAN CARLOS ROMAN
Dieciocho niños saharauis fueron recibidos en el Ayuntamiento de Langreo. / JUAN CARLOS ROMAN

Treinta familias del Nalón participan en el programa 'Vacaciones en paz', que permite a niños saharauis disfrutar de un estío agradable

MARTA VARELALANGREO

«José, mira, ahí también hay gusanitos». Al pequeño Dadah Hamudi, saharaui de 12 años, se le siguen iluminando los ojos cuando ve bolsas de chucherías y su familia de acogida no duda en darle ese capricho. Es uno de los treinta menores saharauis que pasan el verano en los cinco concejos de la comarca del valle del Nalón y que ayer fueron recibidos en el Ayunramiento de Langreo por la alcaldesa, Carmen Arbesú y varios miembros del equipo de gobierno.

José Tovaris repite experiencia, dice que es feliz con verlo sonreír con las cosas mas sencillas. «Los primeros tres días son duros, llegan cargados de preguntas pero se adaptan rápidamente a la comida y a todo». «Disfrutan como nadie en la piscina y hasta viendo como sale agua del grifo, duchándose sin que se termine el agua y con las golosinas, incluso viéndolas en las tiendas les hace felices», destaca este vecino.

Quienes ya participan en el programa quieren que siga creciendo. Tovaris considera que «muchas más familias deberían animarse a acoger a estos pequeños, está todo muy bien organizado y aportan otra visión del mundo y conoces otra cultura», subraya y pone como ejemplo que en casa están a dieta de cerdo.

«Todos son niños muy familiares, con el corazón abierto», y todas las familias de acogida coinciden en señalar que «se acuerdan muchs de sus padres y hermanos. Si les dejas comprar algo, enseguida piensan en ellos, en llevarles algo», sostienen.

Son nueve niños y otras tantas niñas, de edades comprendidas entre los 10 y los 13 años, los que participan en el programa 'Vacaciones en paz', organizado por la Asociación Asturiana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui. El Ayuntamiento ha obsequiado a los 18 huéspedes de la comarca con mochilas cargadas de material escolar para cuando regresen con sus familias de origen.

El grupo llegó a Asturias el pasado 10 de julio y aún permanecerá en la comunidad autónoma hasta los días 6 y 8 de septiembre, fechas previstas para los dos vuelos que llevarán a los menores de vuelta con sus padres.

Temas

Langreo