Aníbal Vázquez ve una «barbaridad» no ubicar en Mieres el grado de Deporte

Aníbal Vázquez. / A. GARCÍA
Aníbal Vázquez. / A. GARCÍA

El alcalde subraya que el campus de Barredo cuenta con instalaciones disponibles, laboratorios y una residencia con 112 habitaciones

M. NIETOGIJÓN.

El alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, volvió a insistir ayer en la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) que el mejor lugar para implantar el grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte es el campus de Barredo. «Es de justicia», subrayó además de añadir que no hacerlo «sería una auténtica barbaridad». Insistió en que las instalaciones mirenses necesitan desarrollarse por lo que, al margen de lo que ocurra con la titulación, debe ser tenido en cuenta cuando se pongan en marcha nuevos títulos «y atender así a un equilibrio territorial».

El alcalde, que afirmó tener una relación «excelente» con el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, y con la alcaldesa de Gijón, Ana González, apuntó que lleva ocho años como alcalde y «nadie» le ha escuchado pedir un grado cuando se ha anunciado que se ubicaría en otra localidad. Otra cosa es, según él, que defienda lo que cree conveniente para el concejo.

No en vano, Vázquez destacó que el campus mierense cuenta con instalaciones disponibles y un montón de laboratorios, así como una residencia universitaria que calificó de «auténtica joya» y que cuenta con 112 habitaciones. Además, enfatizó que el campus se creó para servir como «elemento dinamizador» de la zona pero no está cumpliendo con esa labor. Se trata, dijo, de un «lujo asiático» y un equipamiento que costó 130 millones de euros y que está «muerto de la risa».

Hace apenas unos días y en el mismo escenario el alcalde de Mieres describía como «un espectáculo de risa» que a la pugna que el municipio mantiene con Gijón por la titulación se sumase también Oviedo. «La Universidad está tardando en tomar una decisión. Podrían deshojar ya la margarita», indicaba.