Aprueban 2,4 millones para reparar la carretera de Rioseco a Soto de Agues

La carretera, en Villamorey, es estrecha y con mucho tráfico ya que sirve de acceso a la ruta del Alba. / J. C. R.
La carretera, en Villamorey, es estrecha y con mucho tráfico ya que sirve de acceso a la ruta del Alba. / J. C. R.

El Principado continúa con su proyecto inicial que no contempla la variante para evitar el paso de vehículos por el pueblo, como piden los vecinos

MARTA VARELA VILLAMOREY (SOBRESCOBIO).

El tráfico continuará pasando por Villamorey. El Principado desoye así a gran parte de los vecinos Sobrescobio al aprobar una mejora de la carretera entre Rioseco y Soto de Agues sin contemplar sacar el tráfico del centro del pueblo, como reivindican los vecinos. La inversión se ejecutará en los próximos tres años

El ejecutivo asturiano aprobó ayer ayer en el Consejo de Gobierno un gasto plurianual de 2.453.509 euros para contratar las obras de acondicionamiento de la carretera SC-2, que une Rioseco, Agues y Ladines, en el concejo de Sobrescobio. El tramo incluido en el proyecto parte de las inmediaciones de Rioseco, una vez pasado el puente sobre el Nalón, y finaliza antes de llegar a la localidad de Soto de Agues, a la altura del aparcamiento público. Del presupuesto total, 135.281 euros se gastarán este año, 724.786 en 2019 y 1.593.441 en 2020

La actuación consistirá en la mejora del trazado y el ensanche de la plataforma para lograr una calzada de seis metros de anchura, frente a los cuatro actuales, con dos carriles. En el primer tramo, hasta el pueblo de La Polina, se construirá en la margen derecha de la vía una senda peatonal de 1,5 metros de ancho, con bordillos de hormigón en ambos lados, que conducirá al cementerio.

El punto que podría llevar a recrudecer el conflicto con los vecinos, viene porque el Principado, en lo que se refiere a Villamorey, indica únicamente que «se ampliará la estructura y se mejorará el cruce», sin ninguna referencia a la circunvalación que piden los vecinos para sacar el tráfico del pueblo.

El Principado continúa defendiendo que «las obras, que incluyen la reconstrucción de todos los elementos funcionales de la carretera como drenaje, señalización, balizamiento y sistemas de contención de vehículos aumentarán la seguridad vial». La SC-2 conduce a la ruta del Alba, por lo que además del tráfico propio de la zona soporta también el paso de numerosos visitantes, lo que implica la circulación habitual de turismos y autobuses.