Una avería en los dos trenes de Feve impide el recorrido entre Baíña y Collanzo

A. F. G.CABAÑAQUINTA.

Jornada negra para los usuarios de la línea de la antigua Feve entre la localidad mierense de Baíña y la allerana de Collanzo. Ayer se averiaron los dos trenes que prestan servicio en este recorrido, por lo que se tuvo que suspender en su totalidad, haciendo transbordos por carretera. Los viajeros sufren constantes restricciones, pero lo habitual es que se averíe una de las dos unidades. Entonces, lo que hace Renfe es suspender los viajes desde Moreda hasta Collanzo y recurre al autobús.

Los usuarios ya no saben cómo expresar su hartazgo con los constantes problemas de las unidades 2900, las de un solo vagón, que son llamadas de forma despectiva como 'tamagochis'; las dos que se rompieron ayer son de este tipo. La realidad es que se están registrando continuamente incidencias desde hace tiempo, lo que obliga a habilitar una lanzadera de autobús. Los viajeros reclaman una flota de trenes más moderna para este recorrido que vertebra el Caudal con el valle del Aller.

Temas

Feve, Mieres