La berrea llama al ecoturismo en Aller

La Guardería del Principado colabora con el proyecto para proteger a los ejemplares. /C. A.
La Guardería del Principado colabora con el proyecto para proteger a los ejemplares. / C. A.

Es un espectáculo que solo se presencia en otoño. Los alojamientos ofertan un fin de semana con visita guiada para escuchar a los venados en periodo de celo

ALEJANDRO L. JAMBRINACabañaquinta

Con la llegada del otoño vuelve al concejo de Aller uno de los mayores espectáculos de la naturaleza. Los machos miden sus fuerzas luchando con sus cornamentas ante la atenta mirada de las hembras, a la par que emiten berridos que se pueden escuchar desde varios kilómetros. Esta lucha de los machos por alcanzar la supremacía del grupo y cautivar así a las hembras supone uno de los ritos más especiales y dignos de ver, que cada año, atrae a un creciente número de turistas que busca una alternativa de ocio en la naturaleza finalizada la época estival. Es una experiencia que se reserva únicamente para esta época del año, que es cuando se puede presenciar, y que marca el inicio del otoño.

Así, mientras que la mayoría de comerciantes y hosteleros despide el verano con tristeza y ve cómo se marchan los turistas, los empresarios alleranos se preparan para la temporada de la berrea, que este año han preparado con espero y a la que han añadido novedades. Desde este fin de semana, y hasta finales de octubre, nueve alojamientos y restaurantes del concejo ofrecen a los visitantes una experiencia complementaria a los alojamientos de fin de semana. Una vivencia única.

«Quienes se alojen en los establecimientos del programa podrán disfrutar de una excursión guiada por las zonas de avistamiento de venados previstas, para que disfruten de la berrea y contemplen así a los animales en su hábitat natural», explica en dueño del alojamiento rural El Castañíu, Pedro Cortizo.

Este tipo de rutas está diseñada para todas las edades a partir de los diez años, tan solo deben estar dispuestos a madrugar –la hora de inicio prevista es las siete de la mañana– , seguir las normas establecidas por los guías profesionales y contar con una forma física adecuada a una ruta de senderismo común.

Subida en todoterreno

«La principal novedad de este año es el uso de todoterrenos, 4x4, para acceder a los puntos de avistamiento de los venados», indica el gerente del hotel El Fundil, Manolo Egido. Así pretenden acercar esta experiencia a todos los públicos y facilitar el avistamiento. «En ediciones anteriores había mucha gente que descartaba participar porque no se veían preparados. Además, utilizar estos vehículos asegurará que los turistas estén en la zona de avistamiento a la hora adecuada, sin retrasos ni incidencias en el camino», añade el responsable de El Fundil.

Desde la Guardería del Principado colaboran con el proyecto. El guarda encargado de velar por los montes del concejo allerano se ha reunido con los empresarios turísticos que promocionan esta actividad para explicarles una serie de normas a tener en cuenta a la hora de adentrarse en el territorio de los venados.

«Son cosas muy básicas. Se debe tener especial cuidado en el acercamiento a los grupos de animales, sin interferir en su rutina. También hay que desarrollar la actividad en el mayor silencio posible para que los animales no se asusten. Al final, debemos entender que estamos participando de un rito propio del venado, gamo o ciervo y debemos hacerlo con respeto. Contamos con unos 800 ejemplares en Aller y debemos de cuidarlos para que ese número siga aumentando», advierte el guarda Miguel Sánchez.

Un gran atractivo turístico

En lo que no han escatimado los empresarios alleranos es en el esfuerzo e ilusión con que 'venden' esta experiencia. Dicen que la temporada de berrea supone un importante impulso turístico para el concejo en los meses de otoño y que se debe explotar adecuadamente porque son unos privilegiados. «En el concejo tenemos dos temporadas de turismo muy marcadas, el verano y el invierno. Lo que pretendemos ahora es ofrecer una alternativa turística natural fuera de esas fechas», comenta Cortizo.

El precio base esta iniciativa, que incluye el alojamiento el fin de semana con la visita guiada es de 79 euros por persona. «A partir de ahí los precios pueden variar dependiendo de los servicios que ofrezcamos a cada uno», matiza la propietaria del alojamiento rural Peña Pandos, Patricia Wagner. En su caso, potencian la temporada de berrea con la oferta de un menú especial para aquellos inquilinos que realicen las actividades. «Por 16 euros más hacemos una fusión entre platos tradicionales de la zona y elaboraciones algo diferentes que ofrezcan una experiencia especial», comenta.

Desde la oficina de turismo también se vuelcan para promover la temporada de berrea en Aller. Dado que las actividades se realizan en sábado y en domingo, desde Turismo han combinado sus rutas guiadas por el concejo para ofrecer una experiencia más completa. «Lo que se les ofrece a los visitantes es realizar el avistamiento de venados uno de los dos días del fin de semana y el siguiente ofrecerles la posibilidad de hacer las rutas clásicas que organiza Celia Vilar desde la oficina de turismo, como es la de la cascada de Xurbeo, que es espectacular», comenta la gerente de la casa rural El Rápido, Rosaura Suárez. «Al final, todo son iniciativas para que el turista se vaya satisfecho y podamos aprovechar este atractivo turístico que ha perdido algo de fuerza en los últimos años a causa de la competencia y de la climatología», advierte Suárez. Se refiere a que han aparecido otros concejos asturianos que también ofrecen la berrea, algo que precisa también de lluvia para que facilite el apareamiento de los venados y que mucha gente rechaza. «Es necesario que llueva los días previos pero si el fin de semana continúa el mal tiempo los turistas se asustan y ya no vienen».

Manolo Egido, Camilo Alonso, Almudena Verdejo, Patricia Wagner, Rosaura Suárez, German Álvarez y Pedro Cortizo en la presentación de la temporada de berrea.
Manolo Egido, Camilo Alonso, Almudena Verdejo, Patricia Wagner, Rosaura Suárez, German Álvarez y Pedro Cortizo en la presentación de la temporada de berrea. / J. C. ROMÁN

Concurso de fotografía

Otra de las novedades de esta temporada es un concurso de fotografía abierto a todos los participantes en las visitas guiadas. Entre las instantáneas participantes se seleccionarán las mejores y serán premiadas con alojamientos gratuitos y experiencias en los alojamientos del programa.

El fotógrafo profesional Camilo Alonso gestionará el concurso y les ofrece algunos consejos básicos. «Lo más importante es que sean respetuosos con los animales y comportar se de forma adecuada en el hábitat natural. Los venados son una especia muy asustadiza y hay que saber como posicionarse a una distancia adecuada», indica. Recomienda «la utilización de un teleobjetivo largo que nos permita fotografiar a los cérvidos sin acercarnos demasiado». También es importante cumplir unos horarios muy específicos. «Hay que madrugar mucho pero ver la salida del sol en estos parajes es toda una experiencia que querrán repetir», asegura el fotógrafo.

Para asistir es imprescindible llevar ropa cómoda de tonos oscuros tipo trekking, mochila, impermeable y paraguas, botas de montaña o calzado deportivo –nunca zapatos, botines ni tacones–, cantimplora, prismáticos, cámara de fotos y bastón de montaña. Ya no quedan motivos para dudarlo. Todos aquellos que quieran participar pueden informarse en: www.laberreaenasturias.com.

Venados en plena berrea en La Llaguniella, en Aller.
Venados en plena berrea en La Llaguniella, en Aller. / C. A.

Temas

Aller

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos