Se busca grafitero «que destroza el mobiliario urbano de Sama»

Se busca grafitero «que destroza el mobiliario urbano de Sama»

Los vecinos piden colaboración para identificar al autor de unas pintadas «que molestan y dan una imagen de suciedad»

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

Bancos, marquesinas del transporte público, canalones, buzones de correos, señales, carteles identificativos, contenedores, papeleras, farolas... Son algunos de los elementos langreanos que desde hace meses llevan sufriendo el incesante ataque de un grafitero que no duda en estampar su firma, 'Seni', en cada sitio que encuentra a su paso. La multitud de pintadas, mayoritariamente en el distrito de Sama, han colmado la paciencia de los vecinos. «Empieza a cansarnos ver continuamente el mobiliario urbano estropeado por culpa de un gamberro», critican.

No son grafitis artísticos sino pintadas que dañan la imagen de las calles y que suponen una importante desembolso para las arcas municipales para devolver su aspecto original a estos elementos. La de 'Seni' es una firma ya reconocida por los vecinos, aunque aún no han logrado identificar al autor. Por ello piden al Ayuntamiento de Langreo que actúe y tome medidas para acabar con estas conductas. «Quizás sea una gamberrada que se ha ido de las manos, pero lo cierto es que estamos cansados». Y es que, como reconoce Alberto Suárez, «están por todos lados, es una vergüenza, molestan y dan imagen de suciedad». Pese a todo, los langreanos son conscientes de que desde el Ayuntamiento se limpian muchas de estas pintadas «absurdas», pero también lamentan que «en ocasiones en menos de un día vuelve a aparecer estampado el mismo nombre».

Apuesta por el arte

Todos quieren sumar esfuerzos para tratar de dar con el autor que lleva semanas dejando su huella en cada esquina. Algunos apuntan a que puede ser un vecino de Sama menor de edad, por lo que confían en que pronto se resuelva el problema. Lo que tienen claro es el castigo. «Que lo pongan a limpiar cada uno de los destrozos que ha causado y que sus padres paguen la pintura o el detergente necesario para arreglar lo que ha hecho», subrayaba Joaquín García.

Langreo es uno de los municipios que más respeto tiene por los jóvenes que se dedican al arte del grafiti y en muchas ocasiones ha contratado sus servicios para realizar murales en varios centros escolares, en paredes para conmemorar eventos e incluso en edificios como la pinacoteca, pero siempre con un denominador común: que se trate de trabajos y expresiones artísticas. Lo que no están dispuestos a permitir es que se estropeen zonas comunes por el capricho de uno o unos pocos.