Buscan a un conductor que arrolló y mató a una perra en La Felguera

Una de las zonas de La Felguera donde supuestamente circulan los coches a gran velocidad. / JESÚS MANUEL PARDO
Una de las zonas de La Felguera donde supuestamente circulan los coches a gran velocidad. / JESÚS MANUEL PARDO

Vecinos de Langreo, «hartos» de que los coches circulen a gran velocidad por las calles y pongan en riesgo su seguridad

MARTA VARELALANGREO.

«Hartos». Los vecinos del distrito langreano de La Felguera están cansados de soportar que algunos coches pasen por sus calles a gran velocidad. Algunos aseguran que son siempre los mismos y temen por su seguridad. El último incidente fue en la noche del viernes, en el entorno del Parque Nuevo. Un hombre paseaba junto a su perra cuando un turismo de color rojo se llevó por delante al animal, que acabó muriendo. Según apuntan algunos testigos, el dueño tuvo incluso que apartarse para evitar que le atropellase a él también. Eran las doce menos cuarto de la noche. «Fue junto al IES Santa Bárbara, en la calle Benito Pérez Galdós. Iban paseando y cuando se bajaron de la acera, pasó el coche, creo que iba a más de cien», relataba a este periódico un vecino.

El hombre pide la colaboración vecinal para localizar e identificar a la persona que iba al volante del vehículo que acabó con la vida del animal «de una forma tan cruel». Ese suceso ha hecho que los langreanos vuelvan a reclamar medidas para garantizar su seguridad. «Es habitual que los coches no respeten los límites de velocidad en las zonas urbanas del municipio», sostienen. Así, explican que en el polígono residencial de Riaño, en Barros, o en la zona de El Puente es habitual que por la noche «pasen los coches a mucha velocidad y se oye hasta cómo derrapan».

Todos coinciden en que estas acciones son más comunes durante los fines de semana y los protagonistas de esos acelerones «son siempre los mismos, aunque no les hemos cogido la matrícula. Eso sí, hay uno rojo siempre pasa volando», insisten.