Los cancios acompañan a la sidra en la plaza de Requejo

Una joven, cantando en la plaza de Requejo de Mieres. / J. C. ROMÁN
Una joven, cantando en la plaza de Requejo de Mieres. / J. C. ROMÁN

M. VARELAMIERES.

La popular plaza mierense de Requejo continua ofertando actividades encaminadas a fomentar la cultura asturiana. Ayer protagonizó la jornada el IV Encuentro Libre de Cantares de Chigre y Sidrerías. Una propuesta diseñada para que los vecinos se animen a cantar en los bares como solía hacerse hace años. Cada año son más las personas que se suman a la iniciativa.

En la cita se mezclan cantantes profesionales con aficionados. Al frente de la organización de esta ya consolidada cita está José Mel García Álvarez, interprete de tonada, que este año contó con la colaboración de la Fundación Marino Gutiérrez Suárez, de Langreo, que mantiene una apuesta clara por la cultura asturiana, que ya promocionó en la comarca del Nalón y que ahora se expande a la vecina del Caudal.

García apuntaban que «Requejo es el epicentro de la tonada y desde siempre se le conoció como 'la catedral de la tonada', queremos que intérpretes y vecinos impulsen esta tradición y nuestra cultura».

Temas

Mieres