Carcedo anuncia que en enero se designará al equipo directivo del centro de Barros

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo/Pardo
La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo / Pardo

«Hay poner el acento para atender a las necesidades perentorias de cerca de dos millones de personas que reconocen que no pueden retirar los medicamento por razones del copago»

EFE

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha afirmado hoy que a lo largo del mes de enero se definirá el equipo directivo que «se va a encargar de pilotar todo lo que requiere a la puesta marcha» del centro el Centro de Enfermedades Neurológicas de Barros, en Langreo.

En declaraciones a los periodistas, antes de mantener un encuentro con dirigentes socialistas de Langreo, Carcedo no ha querido poner fecha para la inauguración de este equipamiento que se comenzó a construir en 2009 con el nombre de Stephen Hawking y que ya cuenta con un gasto inversor superior a los trece millones de euros por parte del Estado.

Ha indicado que el equipo directivo se encargará de la contratación del personal específico, de unos 55 profesionales sanitarios, como de los concursos para la limpieza y el mantenimiento del centro.

La ministra ha criticado la falta de actuación y «abandono» del anterior Gobierno, del PP, en la puesta en marcha de este equipamiento que será referencia en el tratamiento de enfermedades neurológicas en el noroeste de España, aunque ha reconocido que está acabado el mobiliario y la cafetería.

Ha asegurado que la intención del Ejecutivo socialista es que la partida para este equipamiento se consolide en los Presupuestos Generales del Estado y que hará lo necesario para su puesta en marcha.

Por otra parte, la ministra ha criticado el «bloqueo que, de forma que se podría decir fraudulenta», realiza la derecha (PP y Ciudadanos) en el Congreso de los Diputados, no permitiendo que se aprueba un nuevo techo de gasto, lo que supondría pasar del 1,3 al 1,8, unos 6.000 millones de euros.

En este sentido, ha indicado que la intención del Ejecutivo central es la de ceder 2.500 millones de esta partida a las comunidades autónomas para poner en marcha políticas sociales.

«Las derechas están empeñadas en no hablar de los asuntos sobre las necesidades de la población y todos sus esfuerzos los destinan a enfrentamientos entre españoles con palabras gruesas y descalificaciones a los intentos de solucionar políticamente un asunto tan importante para el país y bloquean las políticas sociales con una falta de patriotismo cívico muy importante», ha aseverado.

Carcedo ha recalcado que si no se bloquean estos presupuestos de «forma injustificable por parte de la derecha» se podrán destinar más dinero desde la Administración General del Estado a la dependencia, a la protección a los desempleados y a políticas sanitarias.

Ha indicado que «hay poner el acento para atender a las necesidades perentorias de cerca de dos millones de personas que reconocen que no pueden retirar los medicamento por razones del copago».

En relación a la Dependencia, ha dicho que la intención del Gobierno es la de incrementar en 530 millones de euros el dinero que destine la Administración del Estado para eliminar la lista de espera de las personas que tiene reconocido el derecho pero no tiene la aportación.

Carcedo ha afirmado que es necesario acabar con el «desequilibrio» en la aportación que destina el Estado a la dependencia, como en el caso de Asturias en el que el Principado se hace cargo del 87 por ciento del gasto.

Por último ha subrayado que el Ejecutivo seguirá con su intención de recuperar las políticas sociales «suceda lo que suceda con los presupuestos», aunque ha reconocido que «evidentemente» sería mejor disponer de unos presupuestos.

 

Fotos

Vídeos