«Carreras ilegales y vandalismo» en el polígono mierense de Vega de Arriba

Vallas protectoras caídas junto al trazado ferroviario de Feve en el polígono. / FOTOS: J. F.
Vallas protectoras caídas junto al trazado ferroviario de Feve en el polígono. / FOTOS: J. F.

Los vecinos que transitan por esta zona, nexo entre la villa y Santullano, alertan del abandono que sufre la zona y reclaman más vigilancia

A. FUENTE MIERES.

Se trata del paso casi natural entre el centro urbano de Mieres y el barrio de Nuevo Santullano, donde se encuentra el Hospital Álvarez-Buylla y el centro comercial Caudalia. Un trayecto de poco más de dos kilómetros y medio que a los vecinos de la zona les gusta hacer caminando, pero en el que hay que atravesar el polígono industrial de Vega de Arriba. Y es ahí donde radica el problema.

Por el día es más que visible «el estado de abandono» que sufre esta área. «Pero es ahora, cuando los días son mucho más cortos y oscurece pronto, cuando tenemos miedo de transitar por aquí, porque ya es de noche, hay poca seguridad y muchos riesgos», apuntaba uno de los vecinos, José Fernández, haciéndose eco del sentir general.

«Hay carreras de coches ilegales nocturnas y también se dedican a asaltar las naves industriales. Es necesaria más vigilancia en esta zona», señalaba.

Eso por la noche, pero con la luz del día se pueden apreciar, continuaba, «la falta de limpieza por parte del Ayuntamiento. Las aceras son prácticamente intransitables porque se encuentran invadidas por la maleza; las vallas protectoras del trazado del tren están caídas sin que nadie haga algo al respecto. Es una pena que todo esto se encuentre en estas condiciones porque se trata de un lugar de trabajo para muchas personas y es el nexo de conexión entre Mieres y Santullano». José Fernández ponía como ejemplo, mientras mostraba una foto que él mismo tomó, que hace más de un mes se cayó una farola -escasean los puntos de luz, añade- «y los servicios de limpieza no han sido capaces ni de recoger los cristales rotos de la calzada».

Son varios los vecinos que, a título personal, ya han presentado sus quejas al Ayuntamiento para que se adopte algún tipo de solución, como en otras áreas empresariales del concejo. En la zona norte, el Consistorio va a invertir unos 50.000 euros en mejorar la seguridad de los polígonos de Baíña y Fábrica de Mieres, que contarán con un circuito cerrado de cámaras de vigilancia.

Temas

Mieres