Cerca de 60 familias langreanas, a la espera de una vivienda de emergencia

Tamara Hernández y Diango Jiménez, con su hijo, en la firma de contratos con Vipasa. / J. C. ROMÁN
Tamara Hernández y Diango Jiménez, con su hijo, en la firma de contratos con Vipasa. / J. C. ROMÁN

Vipasa entregó la llave de una quincena de pisos y está habilitando otros 16 en la zona de Puente Carbón, en Ciaño, que podrían estar listos en abril

MARTA VARELA

Unas sesenta familias langreanas están a la espera de que se les adjudique una vivienda de emergencia. Cumplen con todos los requisitos, pero deben seguir agurdando. Ayer se entregó una quincena de pisos mientras Vipasa ultima la reparación de otros dieciséis en la barrida de Samuño, en el distrito de Ciaño. Sus llaves podrían darse entre finales de marzo y principios de abril. Aún así, seguirían quedando más de 40 familias por atender, a pesar de que hay viviendas vacías en el concejo.

Esta problemática preocupa al equipo de gobierno, liderado por Jesús Sánchez. El regidor explicaba ante del acto de entrega de estos pisos que «es un momento agridulce, cumplimos con una obligación pero tenemos 60 familias pendientes».

El edil Antonio Giganto, responsable de Asuntos Sociales y Vivienda, explicaba que «desde el Ayuntamiento, en cuanto Vipasa pone a nuestra disposición pisos, agilizamos todo lo posible todos los trámites para que puedan ser entregados a las familias que lo necesitan». Al igual que el primer edil, manifestó su esperanza de poder contar con viviendas dignas para cubrir las necesidades de los vecinos de Langreo.

«Estamos muy felices. Después de tres años, nuestros hijos tendrán su propia habitación»

Tamara Hernández y su pareja Diango Jiménez tienen dos niños de corta edad. Llevaban casi tres años esperando por una vivienda digna y ayer después de una larga espera recibieron las llaves de un piso en la barriada de Riaño. «Vivíamos como podíamos en una casina de La Nueva. Estamos muy contentos, sobre todo por nuestros hijos. Tendrán su propia habitación», explicaba la madre. Por eso, ayer había prisa, mucha prisa para ir a ver su nuevo hogar. Doce familias tienen como destino Lada y otras tres Riaño. Mayoritariamente las viviendas fueron destinadas a mujeres en diferentes situaciones personales, que podrían llevarse escenarios de vulnerabilidad y/o exclusión social.

La gerente de Vipasa, María Montes, que participó en la entrega de las llaves junto a parte de la corporación langreana, remarcó ante los afortunados que «os entregamos unas viviendas muy arregladas, es vuestra responsabilidad cuidarlas». Y es que para el organismo regional, la reparación de estas 15 viviendas ha supuesto una inversión aproximada de 286.000 euros.

Temas

Langreo
 

Fotos

Vídeos