Comienzan las obras en la Collada de Arnicio, «un camino de cabras»

La carretera a Caso cortada y el desvío por Gobezanes. / J. C. ROMÁN
La carretera a Caso cortada y el desvío por Gobezanes. / J. C. ROMÁN

Los trabajos en la carretera durarán dos años y medio y se habilitarán desvíos provisionales durante los días laborables

MARTA VARELA BUERES (CASO).

Ayer comenzaron las obras en la carretera de la Collada de Arnicio tras más de una década de reclamaciones vecinales y también políticas. «Es un camino de cabras, queremos que la reparen, aunque tengamos incomodidades», explicaba uno de los conductores, cuando se disponía emprender el camino por el desvío habilitado a través de la carretera municipal que da acceso a Gobezanes y Prieres y que une la AS-117 con la AS-254. Se trata de un vial de 4,1 kilómetros cuyo su uso está limitado a vehículos de menos de 10 toneladas. Y es que las obras de acondicionamiento de la carretera AS-254 (Infiesto-Campo de Caso) empezaron por el tramo de Bueres a El Campu, de 7,6 kilómetros, y obligan a desviar el tráfico por Prieres durante los días laborables, de 8 a 18 ó 20 horas, en función de las condiciones de luz.

Está previsto que la duración de los trabajos sea de 30 meses. Afectará principalmente a los vecinos de Orlé, Bueres, Gobezanes, Prieres, Nieves y El Campu. Los trabajos de reparación de la carretera AS-254 de Bueres-El Campu se adjudicaron el 29 de junio a la empresa Acciona Construcción por 5.786.440 euros. El objetivo de la reparación es que aumentar a tres metros cada carril y que se realice una mejora integral del pavimento que, en la actualidad, según los usuarios, «casi no hay, son todo baches que estropean los coches».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos