«La falta de Gobierno estatal puede retrasar aún más el soterramiento»

La alcaldesa de Langreo mantuvo una reunión con miembros de la plataforma por la defensa del soterramiento. / JUAN CARLOS ROMÁN
La alcaldesa de Langreo mantuvo una reunión con miembros de la plataforma por la defensa del soterramiento. / JUAN CARLOS ROMÁN

La plataforma vecinal langreana mantiene la previsión de movilizarse en septiembre por la acumulación de demoras en las obras

MARTA VARELALANGREO.

Un proyecto, dos visiones. El soterramiento de las vías de Feve a su paso por el concejo de Langreo continúa a la espera de un calendario definitivo para su conclusión. La fecha para culminar el soterramiento se ha retrasado hasta el primer trimestre de 2022, algo que no convence al movimiento vecinal por lo que desde la plataforma se mantienen en la decisión de movilizarse en el mes de septiembre. Así se lo comunicaron ayer miembros de este colectivo a la alcaldesa de Langreo, la socialista Carmen Arbesú.

Hablan de «tomadura de pelo» en referencia a los nuevos retrasos que acumulan las obras y ven otros problemas de cara a esa ansiada finalización. El encuentro entre ambas partes sirvió, además, para que la regidora hiciese entrega a la plataforma de una copia del borrador -el cuarto hasta la fecha- del nuevo convenio.

Los vecinos aseguran que llevan meses esperando por el documento y, a la espera de estudiarlo en profundidad, el portavoz de la plataforma, David García, señalaba ayer un problema añadido para ver soterradas las vías del tren en su concejo: la falta de Gobierno central. «Eso podría retrasarlo todo aún más», subrayan. Otro punto que mantiene en vilo a la plataforma es que la firma de dicho convenio «depende en gran parte de Adif, que todavía no se ha reunido con la alcaldesa langreana, un organismo dependiente del Ministerio de Fomento y que, al no estar constituido, podría suponer problemas a la hora de firmar y no hacerlo». Una percepción que no compartía la alcaldesa. «La falta de Gobierno central crea un poco de inseguridad, pero no hay parálisis, seguimos avanzando y esperamos reunirnos con ellos en septiembre», defendía Arbesú.

«Falta de mantenimiento»

Pero a los langreanos se les ha agotado la paciencia y creen que la mejor manera de que se les tenga en cuenta es manifestándose, unirse en una movilización por la línea Gijón-Laviana que «durante estos diez años de obras y parones, ha perdido en torno al millón de viajeros», explicaba David García. Añadía que esa línea presenta «un grave déficit en cuanto al mantenimiento de los trenes e infraestructuras». Por ello, en sus previsiones está llevar a cabo reuniones con los grupos políticos de la comarca del Nalón y aunarse en una gran protesta por el futuro del servicio.

Por su parte, la regidora langreana, que estuvo acompañada durante el encuentro del portavoz socialista Javier Castro, manifestó tras el mismo que «la plataforma nos mostró su preocupación y desconfianza tras los muchos retrasos, y es comprensible. Pero desde el gobierno local debemos ser optimistas, trabajamos para que en septiembre se firme el convenio y poder licitar las obras en octubre y que comiencen a cerrar esa brecha que tiene nuestra ciudad».

Temas

Langreo