Las familias del centro de integración de Pando logran más apoyo del Ejecutivo

Familiares de usuarios del CAI de Pando protestaron frente a Servicios y Derechos Sociales para reclamar inversiones en el centro. / M. ROJAS
Familiares de usuarios del CAI de Pando protestaron frente a Servicios y Derechos Sociales para reclamar inversiones en el centro. / M. ROJAS

Un centenar de familiares de usuarios protestaron frente a la consejería, que contratará a un psicólogo y a un auxiliar

MARTA VARELA

La lucha por asegurar el futuro del Centro de Apoyo a la Integración (CAI) de Pando continúa. Ahora se centra en convencer a los ayuntamientos de San Martín del Rey Aurelio y Laviana para implicarse en su gestión y mantenimiento. El Principado dio ayer una respuesta a las peticiones de los familiares de los 63 usuarios de este centro ubicado en Langreo y se comprometía a llegar a una pronta solución de acuerdo con el Ayuntamiento langreano, único organismo municipal que actualmente está implicado con el mantenimiento del centro.

Minutos antes del mediodía cerca de un centenar de personas acudían al llamamiento del CAI de Pando y se concentraban en Oviedo, a las puertas de la Consejería de Servicios Sociales. Juan José Roza, padre de uno de los usuarios, reclamaba megáfono en mano que «se cumpla con el compromiso de subir la aportación anual, que lleva siete años en 591.000 euros, por debajo de las necesidades del centro». Y recordaba como «para que los 63 usuarios tengan cuatro meses al año un psicólogo tenemos que vender bolígrafos, hacer rifas...». «La falta de dinero hace que no se puedan admitir más niños, cuando hay familias esperando», insistían los manifestantes.

Unas reclamaciones que no cayeron en saco roto. Unos minutos más tarde se presentó en la protesta Lina Menéndez, directora general de Servicios Sociales y Proximidad del Principado. Es la interlocutora habitual con este grupo de padres y pidió que una representación subiera a mantener una reunión. En su ánimo, llegar a una solución.

Dan un mes de plazo para que cumpla su promesa y piden la implicación de San Martín y Laviana

Las casi dos horas de reunión, a la que al final se unió al consejera Pilar Varela, que llegaba del Consejo de Gobierno, dieron su fruto. La comunidad educativa de Pando da un mes de plazo al Principado para cumplir su promesa. Y es que, la directora se comprometió a llegar a u acuerdo con Langreo y firmar una adenda que incluya la contratación de un auxiliar educativo y la psicóloga, lo que permitirá abrir las nueve plazas que están vacantes a las familias que lo necesiten.

Menéndez también hizo hincapié en que «por ley no están obligados a colaborar Laviana y San Martín», pero añadió que en las reuniones ya celebradas «se logró que asuman parte del transporte de los usuarios de sus concejos». La representante regional reconoció que la petición de los familiares «es algo histórico». «Seguiremos trabajando para dar soluciones, como se hizo para los mayores de 55 años, que llevamos a Riaño».