Dolor y tensión en el funeral del matrimonio muerto en La Felguera

Los féretros, a su llegada a la iglesia de La Felguera. /J. M. Pardo
Los féretros, a su llegada a la iglesia de La Felguera. / J. M. Pardo

Vecinos y familiares han expresado su descontento por el hecho de que el suceso se haya calificado como crimen machista

Alejandro Fuente
ALEJANDRO FUENTEMieres

La iglesia parroquial San Pedro de La Felguera acogió esta tarde, a las 16 horas, el funeral para despedir a María Isabel Fuente y Luis Llaneza, matrimonio que residía en la calle Juanito Perotti. Fue un acto sencillo y cargado de dolor por parte de la familia debido a las trágicas circunstancias de ambos fallecimientos. Todo ocurrió ayer por la mañana, cuando él mató a su esposa con un cuchillo de cocina cortándole el cuello. Posteriormente, quien era un conocido constructor y productor de sidra se tiró de la azotea de su casa perdiendo la vida al instante. Ambos féretros estaban juntos durante la misa —en la que no hubo homilía por parte del párroco, José Antonio Gutiérrez— y salieron también unidos del templo, para ser enterrados en el cementerio de Pando.

Había mucha tensión entre los asistentes al funeral y también malestar. Entre los comentarios, había quejas por la manifestación convocada ayer por la tarde ante el Ayuntamiento de Langreo en señal de repulsa ante lo que se considera por parte de las administraciones —Principado, Consistorio y Delegación del Gobierno— un crimen machista, extremo que se niega desde el propio entorno familiar. El hijo de los fallecidos, José Ramón Llaneza, dijo que éste no era un caso de maltrato y que su padre jamás le había faltado el respeto a su madre. Luis Llaneza acababa de cumplir los 88 años; su mujer tenía 84 y padecía alzhéimer.