La Guardia Civil desarticula una banda de narcos en Mieres

Uno de los detenidos en la operación antidroga que se desarrolló en Mieres. / JUAN CARLOS ROMÁN
Uno de los detenidos en la operación antidroga que se desarrolló en Mieres. / JUAN CARLOS ROMÁN

El dispositivo obligó a los agentes a blindar el centro de la localidad para evitar la fuga de sus componentes y no se descartan más arrestos

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Poco después de las ocho de la mañana de ayer un grupo de vehículos de la Guardia Civil irrumpe en pleno centro urbano de Mieres. Adoptan posiciones estratégicas y blindan la calle Carreño Miranda. Son momentos tensos porque se acaba de iniciar una operación para desarticular una banda de presuntos narcotraficantes que operaban desde esta localidad. El dispositivo estaba formado por agentes de la Policía Judicial de la comandancia de Burgos, ya que es en esta provincia donde se inició la investigación. Junto a ellos colaboraron efectivos de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), quienes accedieron a los pisos ubicados en los números 20 y 15 de la citada avenida, y contaron también con el apoyo del acuartelamiento de Oviedo y del propio de Mieres. En el transcurso de la operación fueron arrestadas varias personas.

Fuentes de la Comandancia de Burgos han informado de que las diligencias se han declarado secretas dentro de esta fase inicial de la operación, cuya investigación se inició en la ciudad castellana. Se busca un hermetismo total «para que no se fuguen los malos», señalan. Al parecer, se trata de una banda organizada que operaba desde Mieres pero que no distribuía las sustancias en Asturias para no levantar sospechas. La operación sigue en marcha y no se descartan nuevas detenciones en Asturias.

Los arrestados fueron saliendo poco a poco del interior de las viviendas acompañados por los agentes, quienes también sacaron un importante volumen de material en varias cajas que fueron introducidas en los vehículos policiales. Se trata de documentación y elementos que serán analizados minuciosamente.

«Fue algo espectacular, como en las películas», señalaba una de las testigos del operativo de la Benemérita. La intervención, a plena luz del día, sorprendió a los vecinos, que no sospechaban que cerca de sus casas operaba una banda de narcotraficantes. Ese era su objetivo, pasar completamente inadvertidos para el resto de la población y evitar ser capturados. La estrategia no les ha salido bien, en parte gracias a la discreción con la que se ha llevado -y se lleva- esta acción de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos