La Guardia Civil festeja el Pilar «sin noticias» del nuevo cuartel de Mieres

Ofrenda floral a la Virgen del Pilar en el cuartel de Langreo. /  JESÚS MANUEL PARDO
Ofrenda floral a la Virgen del Pilar en el cuartel de Langreo. / JESÚS MANUEL PARDO

El capitán José Luis Fernández destaca que en el Caudal hay una baja tasa de criminalidad, pero alerta del aumento de estafas en internet

A. FUENTELANGREO/MIERES.

Vecinos y representantes institucionales arroparon ayer a la Guardia Civil en la celebración en honor de su patrona, la Virgen del Pilar, en las comarcas del Caudal y del Nalón. La iglesia de los Pasionistas de Mieres se llenó para acoger el oficio religioso. El capitán del cuartel en este concejo, José Luis Fernández, estuvo acompañado por el jefe de la comisaría, Ignacio Ramón González-Cachón; el responsable del cuerpo municipal, Rafael Carramal; y el alcalde, Aníbal Vázquez. Una fiesta que se volvió a vivir con el cuerpo instalado todavía en las dependencias del antiguo ambulatorio, que iban a ser temporales a la espera del nuevo cuartel. «No tenemos referencias de la obra; sabemos que están los planos y el terreno, nada más», afirmó Fernández. La actual situación política, con un Gobierno en funciones, tampoco ayuda para licitar un proyecto que ya fue presentado en enero de 2016; entonces se anunció que estaría culminado este año.

El capitán de la Guardia Civil destacó que el nuevo equipamiento es necesario tanto para dar cabida a los efectivos en el municipio como «para dar un servicio adecuado a los ciudadanos». Se había presupuestado la obra en unos nueve millones de euros, que no acaban de llegar al concejo.

El Gobierno central clausuró las antiguas instalaciones en enero del año 2011, cuando se detectaron graves problemas estructurales. Los agentes, entonces, fueron trasladados a unas dependencias que se adecuaron en el viejo ambulatorio Sur, en la calle de Alfonso Camín, justo al lado de la comisaría de la Policía Nacional. Era, como queda dicho, algo provisional. Estaba previsto que las obras de construcción del nuevo acuartelamiento se iniciaran en 2012. Pero aún se está a la espera.

Por otro lado, Fernández aprovechó la cita festiva para afirmar que Mieres «es un concejo seguro» debido a la baja tasa de criminalidad. «La tasa está muy contenida, con resultados espectaculares; estamos francamente contentos con este resultado. Lo que sí hemos registrado es un aumento considerable de las denuncias relacionadas con redes sociales y estafas a través de internet; es necesario sensibilizar a la población, que cuando haga compras lo hagan en páginas solventes».

Distinciones

A la misma hora que en Mieres -a las 12.30- daba comienzo el acto religioso en el cuartel de Langreo. Se hizo entrega de varias condecoraciones, entre ellas, la Cruz de la Constancia en el Servicio, modalidad de oro, al guardia civil Juan Luis Suárez García; en modalidad de bronce fue entregada al agente David Fernández Valles. La Cruz al orden al mérito del cuerpo con distintivo blanco fue otorgada a los funcionario Raúl Tejedor García y Cristóbal Adán Medina. Por último, la Compañía langreana resolvió otorgar un reconocimiento a Rafael Pandelo Buján, «como muestra de admiración hacía un compañero que encarna la totalidad de los valores en los que se asienta nuestra institución, un guardia civil que con solo 16 años ingresó en el Colegio de Guardias Jóvenes y que, durante más de 46 años, ha entregado su vida al cuerpo, manteniendo un vínculo que, a día de hoy, persiste y que evidencia diariamente con su predisposición para colaborar siempre y desinteresadamente».

El capitán del cuartel langreano, Jorge Pérez González, quiso dar la enhorabuena a «nuestros compañeros condecorados; os invito a continuar en la misma línea y a no instalarnos en la complacencia con los resultados que venimos obteniendo. La búsqueda constante de la mejora en la atención de las demandas de la ciudadanía y el mantenimiento de la seguridad ciudadana deben ser una prioridad absoluta en nuestro quehacer diario».

Pérez González quiso recordar que la de este año ha sido una fiesta del Pilar «muy especial», ya que se conmemora el 175 aniversario de la creación de la Guardia Civil. «En 1844 comenzó la tarea de formar hombres en principios como el valor, la disciplina o la entrega a los demás».