Hunosa amplía la explotación de Nicolasa y garantiza el empleo a las subcontratas

El Pozo Nicolasa, en el área de Sueros, donde continúa la extracción de carbón. / J. C. ROMÁN
El Pozo Nicolasa, en el área de Sueros, donde continúa la extracción de carbón. / J. C. ROMÁN

Licita por 800.000 euros una nueva excavación en el pozo mierense, en el que trabajan más de un centenar de personas

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Hunosa acaba de licitar un importante contrato para seguir avanzando en la excavación y la explotación en el Pozo Nicolasa en Mieres, el único que queda activo en la región. En detalle, según el pliego de prescripciones técnicas, se pretende abrir una nueva vía en la capa octava que se encuentra en la séptima planta este de la citada explotación. Para ello, se explica, es necesario finalizar la ejecución de un plan descendente de unos 22 metros de longitud y de 16 grados de pendiente. Posteriormente, se realizaría una galería sobre la mencionada capa de unos 137 metros de longitud. La obra, además, contemplaría la ejecución del plazo de acceso mediante métodos convencionales de perforación, voladura y carga con pala cargadora. El coste estimado de este contrato asciende a los 847.000 euros y tiene un periodo de ejecución de ocho meses.

Se trata de un actuación de la hullera pública que, se asegura desde Comisiones Obreras, servirá para mantener el empleo de las subcontratas en la explotación del área Sueros. «Al menos hay un centenar de empleados de las contratas en este pozo», señalaba Rubén García, responsable sindical de CC OO en Hunosa. De hecho, desde la formación se espera que se cumpla el compromiso de empresa de invertir cerca de cuatro millones de euros para continuar con la extracción de carbón en Mieres para poder suministrar combustible a la central térmica de La Pereda. «Confiamos en que la actividad pueda tener continuidad más allá del 2021».

Antes de finalizar 2018, la dirección de Hunosa y los sindicatos pactaron las líneas generales de un plan industrial que pasaba por cerrar los pozos Carrio (Laviana) y Santiago (Aller) y mantener la actividad extractiva en el Nicolasa para suministrar carbón a la térmica de La Pereda, mientras que se diversifica la actividad del Lavadero Batán.

La hullera pretende invertir cuatro millones de euros en el área de Sueros hasta 2021

La idea era la de mantener el empleo y, en caso de excedentes, recurrir a medidas «no traumáticas», es decir, prejubilaciones, aunque este aspecto se planteará en una nueva negociación. Además del plan industrial, que aún queda por desarrollarse, faltan por cerrar acuerdos sobre el plan social, el de diversificación y el de reactivación, las cuatro patas en las que se divide el plan de empresa del grupo. Asimismo, se incluye el compromiso de seguir manteniendo a las subcontratas en la actividad habitual de Hunosa.

Los sindicatos se habían exigido el mantenimiento del empleo y que se continuara con la extracción para abastecer a la térmica de La Pereda. También se realizan las labores de clausura y posteriores de los pozos Carrio y Santiago. Además, se diversifica la actividad para el Lavadero Batán.