Hunosa iniciará en junio las pruebas para la geotermia en La Mayacina

Trabajos de instalación de las conducciones de agua en La Mayacina. / JESÚS MANUEL PARDO
Trabajos de instalación de las conducciones de agua en La Mayacina. / JESÚS MANUEL PARDO

La hullera pública tiene previsto dar servicio energético con este sistema a viviendas del centro urbano de Mieres el próximo invierno

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Las tuberías ya llegan a las viviendas de La Mayacina, en pleno centro urbano de Mieres, desde lo más profundo del pozo Barredo. La obra civil para dotar de geotermia a varios inmuebles del concejo, según indican desde Hunosa, está a punto de concluir. El paso siguiente será iniciar el próximo mes de junio las pertinentes pruebas para comprobar el funcionamiento del sistema y verificar que no hay fugas en las conducciones. La intención es dar servicio energético a partir de la próxima temporada de calefacción, que depende de cada comunidad, pero que se hará efectiva de cara al invierno.

Es la empresa Elecnor la que está ejecutando los trabajos de expansión de la geotermia. Ya ha introducido el sistema en el principal edificio del campus universitario de Mieres, el que acoge la Escuela Politécnica. Se trata de un de las fases dentro de un proyecto más amplio, que extiende este tipo de suministro hasta el centro urbano y que podría ampliarse todavía más.

Además de a la Politécnica y a 248 viviendas de La Mayacina, se amplía la red para llegar al Instituto de Educación Secundaria Bernaldo de Quirós. Actualmente el servicio se presta al Hospital Álvarez-Buylla, en la sede de la Fundación Asturiana de la Energía (Faen) y a otros edificios del campus. La contrata también ha iniciado la rehabilitación de la antigua sala de máquinas de la explotación minera, donde se va a instalar el centro de control de todo el sistema. Habrá acumuladores de energía, conductos y todo lo necesario para el correcto funcionamiento del servicio energético.

El coste total de las obras para extender la geotermia en Mieres asciende a 1,8 millones de euros. Este sistema de climatización producirá energía térmica en unas instalaciones centralizadas en Barredo y la distribuirá hasta los usuarios mediante un conjunto de tuberías.

Desde la hullera ya se destacó que «se trata de una fuente de energía renovable, económicamente competitiva y sin repercusiones medioambientales». La extracción del agua se lleva a cabo en el pozo Barredo. La central de geotermia contará con dos bombas de calor de alta temperatura, dando como resultado una potencia total instalada de dos megavatios. El sistema de geotermia se instala manteniendo los de calefacción que actualmente están equipados en los edificios. El control computarizado permitirá optimizar el funcionamiento de la red y aumentar la seguridad de operación de la propia instalación.

Ahorro de costes

Con la integración de los diferentes edificios en la red de calor los usuarios se beneficiarán tanto económica como medioambientalmente dado que, con la firma de un contrato de suministros energéticos, Hunosa garantiza un ahorro de un 10% respecto al consumo que se produciría empleando combustibles fósiles y una reducción de las emisiones de CO2 superior al 50%.