Impulsan un centro de empresas en el palacio de Campomanes

Exterior del palacio de Campomanes. / JUAN CARLOS ROMÁN
Exterior del palacio de Campomanes. / JUAN CARLOS ROMÁN

Doce asociaciones forman la plataforma por el 1% cultural de las obras de la variante y logran la cesión del edificio, cuya reforma costará dos millones

A. FUENTE CAMPOMANES.

Son un total de doce las agrupaciones que constituyen la nueva plataforma para la solicitud del 1% cultural de la Variante de Pajares, que nace con un objetivo inicial muy claro: «la dinamización turístico-cultural con cargo a los fondos a los que Lena tiene derecho por las obras de la alta velocidad ferroviaria», explicaron. Y ya hay un primer proyecto sobre la mesa. El responsable de Vindonnus y arquitecto David Ordóñez informaba ayer que ya trabajan en la recuperación del conjunto palaciego de Campomanes, que está compuesto por el puente medieval (La Ponte Briendes), la torre y el palacio de Revillagigedo. Se quiere impulsar un semillero de iniciativas culturales, deportivas, agroalimentarias y de aprovechamiento turístico. También convertirlo en un espacio para ofrecer un centro de referencia comarcal que aglutine la oferta turística del concejo e impulsar la creación de empresas vinculadas al sector cultural y turístico, favoreciendo la creación de empleos en la zona rural.

¿Por qué en Campomanes? «Por ser uno de los lugares más afectados por las obras de la variante, habiéndose denunciado numerosos daños en las calles y carreteras del lugar, vertidos contaminantes, daños estructurales en viviendas o expropiaciones, además de una enorme transformación paisajística que supone un perjuicio irreparable».

No obstante, desde la plataforma justificaron esta recuperación «por el valor histórico-artístico del conjunto. La intersección de los valles Huerna y Pajares fue un punto estratégico entre Asturias y Castilla. Al lado del puente romano se levantó una torre de vigilancia -del siglo XV- sobre este elemento clave de la red viaria: la Torre del Portazgo de los Bernaldo de Quirós». Después se construyó, ya en época barroca -entre los siglos XVII y XVIII-, el palacio.

Declaración BIC

Los primeros pasos ya están dados y cuentan con el compromiso de los tres propietarios de la cesión del conjunto. Estimaron que harán falta unos dos millones de euros para su restauración. «Pero antes, hay que declarar a los edificios Bien de Interés Cultural (BIC) para poder optar a esos fondos del 1%, algo que tiene que hacer el Ayuntamiento y los grupos lo ven con buenos ojos», apuntaba Ordóñez. Este nuevo colectivo integra, por ahora, a la asociación vecinal de Campomanes, de Sotiello, Carraluz, Piñera, Xomezana, Zurea, Tiós, Vindonnus, Gonzalo Castañón, Asturcentral, Estaferia Lena y El Mesqueiru.

Temas

Lena
 

Fotos

Vídeos