Los jueces de paz piden en Sotrondio recuperar sus competencias

Una veintena de jueces de paz, en su visita ayer al Pozo Sotón, tras el encuentro. / JESÚS MANUEL PARDO
Una veintena de jueces de paz, en su visita ayer al Pozo Sotón, tras el encuentro. / JESÚS MANUEL PARDO

«El Gobierno de Rajoy nos dejó casi sin funciones cuando generamos armonía. No obstante, se pueden recuperar», afirma el colectivo

A. FUENTE SOTRONDIO.

La Casa Consistorial de San Martín del Rey Aurelio, en Sotrondio, fue sede ayer de la reunión anual de jueces de paz del Principado, que cuenta con sesenta integrantes. El encuentro sirvió para reivindicar su labor dentro de la sociedad. «Tenemos una función dentro de la ruralidad. Los jueces de paz son la máxima autoridad en su municipio. Y hoy se nos pretende atacar desde las instituciones públicas. No hay apoyo económico ni interés por mantener los juzgados», apuntaba el presidente de la asociación regional, Manuel Ángel López. «Es preciso reivindicar su figura», añadía.

En el encuentro, estaba también presente el responsable de la federación estatal de asociaciones de jueces de paz, el andaluz Francisco Lasheras. «Estamos en riesgo. El anterior gobierno de Mariano Rajoy, prácticamente, nos dejó sin competencias y sin contenidos. Pero no creo que sea difícil recuperar nuestras funciones. Eso sucederá cuando se tenga conciencia de lo que hace un juez de paz. Era una entidad de armonía en un municipio. Sin embargo, ahora ya no lo hay», declaraba. «Ha sido una equivocación, fue promovido por el Partido Popular, pero también consentido por el resto de formaciones. Eso también les carga de culpa», advirtió.

«Con la merma de competencias -agregaba el responsable asturiano-, se derivan muchos casos a los juzgados, lo que genera el colapso de estas sedes». En encuentro sirvió también para rendir homenaje a Luis Orviz, juez de paz de la localidad anfitriona y fundador de la asociación de jueces de paz en la comunidad autónoma. «Ha sido el germen de esta agrupación con mucho trabajo», alabaron sus compañeros de la asociación.