Juzgan la agresión a un vigilante como «atentado contra la autoridad»

Una sentencia del Juzdado de Langreo concede por primera vez la protección jurídica de «autoridad» a un vigilante de seguridad privada. Así, condena a un hombre a seis meses de prisión y a una sanción de 360 euros por agredir a un vigilante jurado durante su trabajo en una fiesta celebrada en Langreo en 2017. Le consideran responsable de un delito de atentado a un agente de la autoridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos