Un langreano recoge a un perro de la calle y ahora la perrera no se hace cargo de él

Un langreano recoge a un perro de la calle y ahora la perrera no se hace cargo de él

MARTA VÁRELA LANERO.

El abandono de animales es cada día más habitual. Albergues caninos e instituciones se sienten desbordados y no logran controlar la situación. Como nota positiva, muchos vecinos se implican, aunque no siempre les beneficia. Fue lo que lo ocurrió al langreano Benjamín Canga, quien hizo público ayer la extraña situación que su familia está sufriendo desde hace semanas.

Canga, vecino de Lada, vio como un perro merodeaba por las calles a finales de septiembre. Era un cachorro de pastor belga. Durante varios días lo volvió a ver una sobrina deambulando. Ayudado por los tres perros que tiene en casa, uno de ellos adoptado en el albergue de Langreo, esta familia lo recogió para sacarlo de las calles. Al día siguiente, acudieron al albergue para que se hiciesen cargo de él. La respuesta, dijo, «nos sorprendió porque nos dijeron que no se lo podían quedar que fuésemos al Ayuntamiento».

El 1 de octubre cursó una notificación por registro municipal. «Les conté lo que pasó y les pedía que se hiciesen cargo de él. En casa no podemos con más animales», indicó. La respuesta fue negativa. «Hablé con el alcalde y me dice que no puedo justificar que haya recogido al perro y me llegó a decir que cabe la posibilidad de que me quiera deshacer de él». Canga sigue con el perro en casa sin saber que hacer y ayer pidió ayuda.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos