Langreo activa un plan de mejoras en los cementerios tras las quejas vecinales

Dos mujeres limpian una zona del cementerio de Ciaño. /  JESÚS MANUEL PARDO
Dos mujeres limpian una zona del cementerio de Ciaño. / JESÚS MANUEL PARDO

«El mantenimiento se había descuidado en los últimos años. Se lo debemos a los ciudadanos, que pagan una tasa», dice el edil José Manuel Álvarez

MARTA VARELALANGREO.

Años de dejadez han dado paso a que la maleza y la suciedad llenen los cementerios langreanos. Años en los que las quejas de los vecinos han sido una constante. El estado de los camposantos langreanos es una preocupación para las familias que tienen en ellos a sus seres queridos. Ahora, el Ayuntamiento quiere revertir esa situación y ha anunciado la puesta en marcha de un plan de mantenimiento de los ocho cementerios municipales para mejorar su imagen y reforzar el servicio de limpieza en los mismos. La Concejalía de Servicios Operativos reforzará la habitual campaña que suele llevar a cabo su personal en las semanas anteriores al día 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, la jornada que congrega a más personas en los camposantos. Esta vez, las labores de desbroce, limpieza y pintado serán aún más completas.

Además, se invertirá en arreglos y reparaciones una partida de 40.000 euros reservada en el presupuesto de 2019 para cubrir los gastos de construcción de baterías adicionales de nichos. Como se considera que esa actuación no será necesaria, el dinero se destinará a financiar obras en los cementerios de Ciaño, Sama y Lada. Los trabajos se ejecutarán en 2020.

¿Será suficiente? Los vecinos consideran que es necesario llevar a cabo una mejora a fondo. Aseguran que pagan una tasa que no acaba repercutiendo en los cementerios a la vista de la imagen que presentan. «No basta con pintar y poner un poco cemento, está todo muy mal», decía ayer en el cementerio de Ciaño Arsenio Vázquez. Son muchos los que se deciden a llevan sus propios utensilios al cementerio para limpiar determinadas zonas ellos mismos. La lista de desperfectos que señalan los langreanos es larga: proliferación de maleza, canalones rotos, caminos con baches insalvables, desniveles inaccesibles, humedades en los nichos, paredes casi derruidas, ausencia de pintura... Una de las actuaciones más urgentes es la de reparar unos nichos que amenazan con venirse abajo en Ciaño. En La Felguera se reforzará el pintado de los pasillos. En Sama y Lada señalan a la falta de mantenimiento. El plan diseñado por el gobierno local pretende acabar con todos esos puntos negros.

«El mantenimiento de los cementerios tiene una enorme importancia y es una demanda muy extendida entre los vecinos que acuden regularmente a ellos. Se había descuidado en los últimos años. Se lo debemos a los ciudadanos que pagan sus tasas con ese fin», señaló el concejal de Servicios Operativos, José Manuel Álvarez.