«Dejé mi bebida en el escenario de las fiestas de Tuilla y me drogaron», asegura una vecina de Langreo

«Dejé mi bebida en el escenario de las fiestas de Tuilla y me drogaron», asegura una vecina de Langreo

La mujer fue encontrada en el concejo de Siero y sometida a un examen médico que descarta agresiones

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

Una vecina de Langreo de 43 años está solicitando vía redes sociales que la gente que estuvo el sábado en las fiestas de Tuilla revise sus fotos y vídeos para ver si localizan pruebas de que fuera drogada, como ella sostiene. Según su relato, aproximadamente sobre las tres y media de la madrugada, dejó su bebida sobre el escenario y a partir de esa hora recuerda pocas cosas con nitidez. Teme que fuera en ese momento cuando alguien le drogara, metiéndole algo en la bebida.

Su siguiente recuerdo es en torno a las seis y veinte de la mañana, cuando se despertó en la zona conocida como el Mechero de Saús, en la parroquia de Santiago de Arena, en Siero, en el límite con Langreo, una zona muy cercana a Tuilla. En un principio, la mujer no sabía dónde estaba y llamó a un taxi. Con las indicaciones dadas, el conductor no podía dar con ella y al decirle que estaba mal se dio aviso a la Guardia Civil, que junto al taxista lograron localizarla en torno a las siete de la mañana.

Su insistencia de que había sido violada les llevó a conducirla al Hospital Valle del Nalón para someterla a examen médico. La mujer presentaba pequeños cortes en la parte inferior de sus piernas, compatibles con haber caminado entre maleza. Sin embargo, el informe médico, según se confirma por fuentes de la investigación, certificó que «no sufrió ninguna agresión sexual ni fue golpeada. Dando positivo en alcohol y drogas».

En el momento de ser localizada tenía todos sus objetos personales y el dinero, por lo que tampoco hubo robo. La presunta víctima sostiene en todo momento que fue drogada, por lo que solicita la ayuda ciudadana para localizar pruebas y poder interponer una denuncia, ya que hasta el momento no hay delito.