Langreo permitirá que las mujeres agredidas tengan perros en los pisos de acogida

M. VARELA

Las mujeres víctimas de violencia de género podrán conservar a sus mascotas en los pisos de acogida en el concejo de Langreo. La medida fue aprobada ayer por unanimidad, después de que la oposición la rechazase a finales de enero en el pleno ordinario.

La medida era recogida por la asociación animalista Anadel en una moción que fue apoyada en enero por IU y Somos, reconociendo la labor terapéutica de los animales, vistos como parte de la familia. El rechazo de la misma por parte de PP, PSOE y Ciudadanos no fue entendido por el equipo de gobierno, que lanzó duras críticas contra el resto de la corporación. El principal problema era la redacción de la propuesta, ya que entendían que podría meterse en los hogares cualquier animal. Anadel incluía en la moción aprobada ayer la delimitación de animales domésticos, lo que convenció a los grupos de la oposición, que apoyaron la propuesta.

Además, la moción recoge en el segundo punto que a estos animales se les proporcionaría «el pienso necesario para mantenerlos» y, si fuese necesario, recordatorios de vacunas durante el tiempo que estén en esas viviendas, «que suele ser de forma provisional hasta que recuperan su vida», apuntaba la edil Blanca Pantiga. Añadía que «no va a suponer un gran coste y tampoco un problema», apostillaba.