Langreo rebaja en dos puntos el tipo del IBI para evitar que suba el recibo a los vecinos

M. VARELA LANGREO.

El equipo municipal de Langreo, conformado por IU y Somos, sacó ayer adelante en sesión plenaria extraordinaria, su propuesta de congelar las ordenanzas fiscales para 2009. Y lo hizo gracias a su mayoría.

Se analizó la propuesta de modificación de las ordenanzas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), del precio público de las instalaciones deportivas, de las licencias de apertura y del servicio de comedor en los centros docentes.

No hay subidas, manteniéndose las tasas de 2018, salvo en el caso del IBI donde se aprobó reducir en dos puntos el tipo para que «el recibo final no registre ninguna subida para los vecinos», explicaba el concejal de Hacienda Luis Baragaño

Esta aprobación supone el primer paso de cara a la presentación de las cuentas municipales para el próximo ejercicio. La intención del ejecutivo local es que los presupuestos estén aprobados antes de que finalice este año 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos