Somos Laviana denunciará el «abuso» del reconocimiento extrajudicial de crédito

El concejal lavianés Miguel González, el abogado Alberto Suárez, el edil Unai Castaño y el asesor de Somos Avilés Manuel Benayas. / E. C.
El concejal lavianés Miguel González, el abogado Alberto Suárez, el edil Unai Castaño y el asesor de Somos Avilés Manuel Benayas. / E. C.

La formación morada afirma que el Consistorio podría haber pagado por este método más de un millón de euros en la época de Barbón

MARTA VARELA POLA DE LAVIANA.

Los Reconocimientos Extrajudiciales de Créditos (REC) podrían tener los días contado en Laviana. Ahora es un asunto que deberá clarificarse en los tribunales. El grupo municipal de Somos Laviana persigue que «en torno al millón de euros» que se ha abonado por decretos de Alcaldía se regularice. Ante esta situación, anunciaron ayer la judicialización del asunto, agotada la vía administrativa.

De esta forma el pago de los REC pasará del plano municipal al judicial, y han advertido que llevarán estos casos al juzgado de lo Contencioso -administrativo para que «declare nulo de pleno derecho» un decreto de Alcaldía, que implica el pago de 194.271 euros, a través de estos reconocimientos, principalmente se refieren a los abonos a la empresa que continúa realizando los trabajos del servicio de Ayuda a Domicilio, a pesar de que su contrato concluyó en 2016, aunque actualmente este acuerdo está en proceso de licitación, después de llevar más de año y medio desde su conclusión.

Somos quiere que «para un correcto funcionamiento del Consistorio, se haga una previsión de los contratos municipales y que salgan a licitación en concurso público en tiempo y forma, evitando las actuales situaciones alegales, por las que se desprecia las normas de contratación pública», explicaron.

Y es que en una situación similar, sin contrato en vigor , está el servicio de limpieza y otros trabajos que se están pagando -una vez realizados por las empresas que resultaron adjudicatarias hace años-, aplicando la fórmula del REC. «Puede ser por dejadez en el trabajo municipal» explicó el portavoz de Somos Laviana, Unai Castaño.

Son trabajos realizados y abonados por otros decretos de Alcaldía, que en podrían terminar también en los juzgados, de no haber una rectificación por parte del equipo de gobierno lavianés, con el PSOE al frente.

El objetivo final de Somos Laviana es terminar con este tipo de actuaciones que, a su juicio, «buscan evitar la fiscalización del Consejo Consultivo. Queremos que las cosas se hagan correctamente y se liciten los trabajos para que puedan concurrir las empresas interesadas», dijo Castaño.

«La callada por respuesta»

Según Somos Laviana, esta práctica lleva años siendo habitual en el Consistorio lavianés y que ha sido heredada de la anterior Corporación porque muchos de estos contratos finalizaron en 2016 «sin que se haya hecho nada por regularizarlos».

La formación morada confirmó ayer que «hemos agotado la vía administrativa, hemos informado al gobierno socialista para que recondujuse la situación, primero a Adrián Barbón en su etapa de alcalde y al actual Julio García, pero hemos obtenido la callada por respuesta por eso hemos decidido ir al juzgado».

Castaño recordó que «hemos pedido que se recondujese la situación en los Plenos y en comisiones pero no han hecho nada para ir a la legalidad». A su juicio, «llevan años convirtiendo algo que debería ser excepcional en una práctica habitual. Están abusando de esta figura».

Temas

Laviana
 

Fotos

Vídeos