La familia saharaui de Caso tendrá agua caliente y calefacción

El lunes la familia saharaui que vive en Caso tendrá agua caliente y calefacción
Abba, con su hijo de 24 días, aprovecha los rayos del sol que entran por la ventana para calentarse. / JUAN CARLOS ROMÁN

Los problemas burocráticos, que desde hace un mes, mantenían retenida la orden de instalar el gas han sido solucionados

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

La noche ha sido complicada para las dos hermanas saharauis, Amma y Abba, sus dos hijas de 15 y 3 años, y el bebe de menos de un mes. Las temperaturas bajo cero que registró Caso durante la noche se paliaron con minutos contados de estufa eléctrica. Pero el despertar ha sido aún más duro: sin gas que les proporcione agua caliente.

Esto cambiará el próximo lunes, pues según le han comunicado a la edil casina Pili Ruiz «les instarán el gas». Los problemas burocráticos, que desde hace un mes, mantenían retenida la orden de instalar el gas han sido solucionados. Una noticia que permitirá además establecer el gas en la vivienda anexa y así adecuarla para otra familia. Por su parte, las dos hermanas se atreven a lanzar una sonrisa y esperan con ilusión a que el lunes puedan tener agua caliente.

Amma y Abba, la madre del pequeño, son dos hermanas y refugiadas saharauis que llegaron a Asturias el pasado agosto de la mano de una ONG y se instalaron inicialmente en Langreo, con dos niños pequeños. Después Viviendas del Principado (Vipasa) les concedió un piso en Caso, aunque lo que parecía una solución se tornó en problema. Les dieron de alta la luz y el agua pero no el gas.

Sin calefacción en el colegio público Rey Aurelio

Sin calefacción han pasado estos días también en el colegio público Rey Aurelio, en Sotrondio y en la escuela de 0 a 3 años. En este caso el problema radicaba en que no llegó el gasóleo para la calefacción y cuando los padres fueron a dejar a los niños y se percataron de las bajas temperaturas de las aulas, algunos se los volvieron a llevar a casa. «Para estar aquí con el abrigo están mejor en casa», explica Lorena González.

Más noticias

Desde el Consistorio explican que «habían llamado al camión en diciembre pero aún no había pasado por el centro». Otra de las explicaciones apuntaba a que había caducado la orden de pedido, de cualquier manera cuando el personal municipal llegó al centro el martes, el depósito estaba al 5 %, lo que no duró más que ese día. Finalmente sobre las tres de la tarde del jueves llegó el camión con el combustible y confían en que hoy puedan dar clase con normalidad.

Son muchos los asturianos que estos días empiezan a padecer las vicisitudes del empeoraminto del clima. Conscientes de ello, para combatir el frío, en Avilés, desde hace cinco años un grupo de voluntarias teje gorros y bufandas para ayudar a las personas sin recursos. Las prendas se donan una vez confeccionadas a organizaciones como la asociación Galbán, Cáritas, Cruz Roja o el albergue municipal de transeúntes.

Al frente de esta iniciativa se encuentra Pilar Menéndez, que desde su tienda en Avilés enseña a todas las personas que se acerquen a tejer una bufanda, unos guantes o un cuello de lana «no importa que no sepan, yo les enseño. Lo más importante es el material, tiene que ser lana para que abrigue, no merece la pena hacerlas con fibras sintéticas porque no quitan el frío», aseguró. Pilar ha dado a conocer su iniciativa por las redes sociales y espera que sean muchas más las personas que se sumen ya que «hacen falta todas las manos posibles».

 

Fotos

Vídeos