Mieres y Aller se alzan contra una nueva avería de Feve

Un 'tamagochi' remolca al tren averiado en Mieres. / J. M. PARDO
Un 'tamagochi' remolca al tren averiado en Mieres. / J. M. PARDO

Convocan una protesta para el día 22 después de que ayer cinco pasajeros se quedaran encerrados una hora en un tren que quedó parado en Ablaña

A. FUENTEMIERES.

Pasaban las once menos veinte de la mañana de ayer cuando el tren -uno de los dos que cubre el recorrido de la antigua Feve entre Baíña y Collanzo- quedó detenido tras sobrepasar la estación mierense de Ablaña. Otra avería más de una unidad 2900 de un solo vagón, las bautizadas como 'tamagochis'. En su interior había cinco viajeros que tuvieron que esperar una hora para poder ser remolcados hasta un apeadero. Una vez allí, fueron trasladados por carretera. «Estamos hartos de las incidencias y de la falta de calidad en el servicio», dejó claro la plataforma surgida en defensa de este recorrido que vertebra el Caudal entre Mieres y Aller.

Según la empresa, la avería afectó a cuatro servicios, lo que mantuvo la línea cortada desde Moreda hasta Collanzo al haber solo un tren disponible. Más tarde llegaría un tercero para recobrar la normalidad. No fue hasta pasado el mediodía.

Las averías de estos trenes se suceden prácticamente a diario desde que se restableció el tráfico en Cabañaquinta -el pasado viernes 24 de mayo- tras la reposición de vía que desapareció en la riada de enero. Por ese motivo, el colectivo ya ha convocado una manifestación de protesta en esta misma localidad allerana para el 22 de junio.