Mieres aumentará la vigilancia policial tras la alerta por la venta de droga

El alcalde en funciones, Miguel Ángel Álvarez, presidió la junta de seguridad, acompañado por el edil de Seguridad Ciudadana, Miguel Faustino Martínez. / J. C. ROMÁN
El alcalde en funciones, Miguel Ángel Álvarez, presidió la junta de seguridad, acompañado por el edil de Seguridad Ciudadana, Miguel Faustino Martínez. / J. C. ROMÁN

Los agentes niegan un repunte del consumo de estupefacientes como dicen los vecinos, pero controlarán las zonas de donde proceden las quejas

MARTA VARELA MIERES.

El Cuerpo Nacional de Policía, la Policía Local y la Guardia Civil de Mieres se comprometieron ayer a incrementar la vigilancia en el concejo en una reunión convocada por el Ayuntamiento a raíz de las crecientes quejas de los vecinos, que advierten un mayor consumo y venta de droga. Pese a que la visión de las fuerzas de seguridad es distinta, pues, según sus datos, no hay incremento en la venta de estupefacientes, para tranquilidad de la población habrá más control en las zonas que los residentes identifican como más problemáticas, aunque no llegaron a especificar en cuáles en concreto se hará mayor hincapié.

Ésta fue la principal conclusión del encuentro que mantuvieron ayer las fuerzas de seguridad con el alcalde en funciones del concejo, Miguel Ángel Álvarez. Fue el primer edil el que convocó la reunión por la alarma generarada entre los vecinos.

Durante la hora en la que estuvieron tratando este asunto, los cuerpos de seguridad aludieron a que los delitos o actos incívicos que se producen no se deben a la droga. Sí hay «pequeños hurtos o robos» e insistieron en que «entre el 80% y 85% están solucionados». Así lo comentó el propio Álvarez al concluir la reunión.

Pero, como se decía, la percepción de los vecinos no es la misma. Según aseguran «estamos agotados con los problemas que produce la venta y consumo de drogas». Y reiteran que «se vende en algunos puntos a la vista de todos y la gente la consumo tirando las jeringuillas y los papeles en cualquier lado».

No se ocultó que en algunos barrios como Santa Cruz, Turón, Figaredo y Rioturbio se han podido detectar algunos episodios incívicos, pero las fuerzas de seguridad se reafirman a la hora de calificarlos como «casos puntuales» y que se están resolviendo la mayor parte de ellos, como ocurre en el resto del municipio. Según las cifras de los cuerpos policiales, la delincuencia no ha aumentado y el concejo es «seguro», dada la elevada resolución de los conflictos.

En la agenda política

El problema de la droga en las calles es uno de las batallas de muchos ayuntamientos. Mieres no es una excepción y la lucha contra este problema social está siempre activa, desde diferentes puntos. En este sentido, desde el Centro de Rehabilitación en Drogodependencias (RED) de Mieres se ha solicitado a los responsables municipales que «incluyan la problemática de la droga en su agenda política», al tiempo que aprovechan para reclamar más recursos «para todo el sector que está trabajando en atajar esta problemática».

Temas

Mieres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos