Mieres cierra un túnel de la senda verde de Lloreo por el riesgo de caída de rocas

El Ayuntamiento prevé apuntalar la zona afectada para que «pueda ser reabierta en el menor tiempo posible»

MARTA VARELA LLOREO (MIERES).

La senda verde Lloreo, en el concejo de Mieres, se encuentra parcialmente cerrada, al verse afectado un túnel por la gran cantidad de agua caída en los últimos meses. El Ayuntamiento ha cerrado uno de los túneles de la ruta senderista porque, según explicaron, hay peligro de que se produzca un desprendimiento de rocas ante la inestabilidad del terreno. Esta situación, explicaron desde el equipo de gobierno, requiere una actuación de mantenimiento para garantizar la seguridad de los senderistas

En concreto, el Ayuntamiento mierense anunció ayer el cierre del segundo de los cuatro túneles existentes en el recorrido, en cuyo interior se han localizado desprendimientos de piedras que podrían causar algún accidente al paso de los senderista. Por este motivo, fuentes municipales explicaron que «desde hoy (por ayer) y hasta nuevo aviso el segundo túnel de la senda de Lloreo permanecerá cerrado al paso. Es una medida que se toma por seguridad ante la caída de piedras en su interior, cuando se subsane se reabrirá».

Se trata de un túnel oscuro, en el que se recomienda la utilización de linterna para cruzarlo. Tiene aproximadamente unos 124 metros de longitud y está perforado en la misma roca y no cuenta con ningún tipo de revestimiento.

Según las explicaciones aportadas por los técnicos municipales, «esta infraestructura requiere de una obra para reforzar la entibación en el túnel por lo que hasta que estos trabajos se desarrollen, deben permanecerá cerrado», para garantizar la seguridad de la ciudadanía.

El cierre de este paso no afectará al resto de la senda, que permanecerá abierta. Desde el Consistorio mierense recuerdan que «en los últimos años se han llevado a cabo varias actuaciones de entibación en los túneles de esta senda de Lloreo y ahora, ante la caída de estas piedras, serán necesarias nuevas obras para garantizar la seguridad y evitar que se produzca alguna desgracia que se podía haber evitado».

«Pedimos disculpas a la ciudadanía por las molestias causadas por este cierre provisional», indicaron. Aún se desconoce el tiempo que durará el cierre de este tramo y los tiempos de reparación del túnel, ni de la de una futura reapertura de este tramo ubicado en la parte media de la ruta, pasando el valle de Baíña dirección a La Vega de San Pedro.

La senda

La ruta parte de la localidad de La Perea, en las proximidades del apeadero de Renfe-Feve, y continúa por el camino señalizado, que antaño servía de acceso a las instalaciones mineras con los ferrocarriles. La ruta, de unos cuatro kilómetros, se puede completar en una hora y diez minutos aproximadamente ya que es de dificultad media. Se puede recorrer tanto caminando como en bicicleta de montaña, lo que hace que sea una de las propuestas senderistas mierenses más utilizada por vecinos y visitantes.

Los vecinos agradecieron la rápida respuesta ante esta problemática, así como la previsible actuación en la misma para que pueda volver a ser utilizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos