Mieres continúa con su plan de derribos y actuará en el edificio de Los Mallos

M. V.MIERES.

El área mierense de Desarrollo Urbano Sostenible que dirige la edil Delia Campomanes continúa impulsando el plan municipal de derribos por ejecución sustitutoria. Acciones que se realizan después de varios requerimientos de forma oficial a las personas propietarias sin que estas actuen y que tienen como objetivo evitar posibles accidentes por el mal estado que presentan las edificaciones.

En las últimas semanas, el Consistorio de Mieres ha llevado a cabo el derribo de un inmueble en Turón, que ha supuesto una inversión de unos 17.000 euros, y tiene ya listo el proyecto para realizar en las próximas semanas otro en La Peña, concretamente del edificio de Los Mallos. El presupuesto previsto en este caso asciende a unos 20.000 euros. El dinero que se invierte en estas actuaciones se reclama posteriormente a la persona o personas propietarias.

La prioridad que se marca el Ayuntamiento a la hora de decidir qué inmuebles derriba por ejecución sustitutoria es clara: peligrosidad, salubridad y, por último, el ornato. El gobierno local ha duplicado en los últimos años la partida destinada al derribo de inmuebles en ruina por ejecución sustitutoria, que asciende ahora a 200.000 euros con el objetivo de poder actuar evitando situaciones de riesgo y afrontando los problemas de salubridad que este tipo de inmuebles pueden causar.

El pasado mes de mayo la Agrupación Vecinal de Mieres presentó un amplio documento en donde se recogen las principales reclamaciones de los colectivos por zonas.