Mieres contrata a Desireé Álvarez como arquitecta local tras 50 años sin esta figura

El alcalde Aníbal Vázquez y la arquitecta Desirée Álvarez. / J. M. PARDO
El alcalde Aníbal Vázquez y la arquitecta Desirée Álvarez. / J. M. PARDO

Trabajó en el sector privado y en el Consistorio sierense. Ya está inmersa en el Plan General que, tras siete años de trabajo, se prevé aprobar en breve

MARTA VARELA MIERES.

Sonroja pensar que un Ayuntamiento de la envergadura de Mieres no contase hasta ahora con un arquitecto municipal. Hacía cincuenta años que el Consistorio no contaba con esta figura profesional en su plantilla. «Todo este tiempo dependíamos del Principado, que nos cedía un arquitecto cuando era necesario contar con uno propio, y más ahora que ya estamos inmersos en la fase final del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)», explicaba ayer el alcalde Aníbal Vázquez durante la presentación de la nueva arquitecta municipal, Desirée Álvarez González. «Será importante no depender de informes y servicios externos», apuntó el regidor.

Álvarez tendrá un papel destacado en el nuevo PGOU, pendiente de su aprobación inicial. El documento marcará el desarrollo futuro del urbanismo mierense. Según Álvarez, «irá encaminado a convertir a Mieres en una ciudad sostenible y racional, con un crecimiento moderado de la ciudad hacia nuevos espacios y a preservar los edificios que ya están en la ciudad».

Tanto el regidor como la arquitecta incidieron en la importancia de poder gestionar desde los servicios técnicos mierenses -con Desireé Álvarez al frente- el marco urbanístico del concejo «al menos, para los próximos diez años, aunque el actual data de 1995», indicó la nueva empleada municipal. La nueva normativa urbanística estaba revisándose hasta ahora, en algunos de sus puntos, por estos arquitectos del Principado, pero ahora, con el documento definitivo en instancias municipales, será la nueva arquitecta quien se ocupará, junto a los técnicos municipales, de revisarlo. Esta nueva incorporación forma parte, como recordó Vázquez, del plan municipal de reorganización y modernización del Ayuntamiento.

«Es una gran responsabilidad»

La recién nombrada arquitecta, natural de Mieres, cuenta con una experiencia de 14 años de trabajo en el sector privado. Llega al Consistorio mierense procedente del de Siero, donde el pasado mes de junio tomó posesión para entrar a formar parte del área de Planeamiento. Sin embargo, abandonó este puesto el pasado 1 de septiembre, para incorporarse a su nueva plaza en Mieres. «Es una gran responsabilidad trabajar en mi concejo y para mis vecinos, pero llegó con muchas ganas de poder ayudar a crear un Mieres más sostenible», apuntó.

El arquitecto Luis Cuesta, diseñó el quiosco del parque Jovellanos, el teatro Capitol, la restauración de la capilla de la Virgen del Carmen en La Villa, entre otras obras, y fue el último arquitecto municipal que trabajó en el Ayuntamiento de Mieres. Hace 50 años que dejó de hacerlo, tras 30 años de servicio. Hasta ahora no se había contratado otro profesional cualificado. Hasta ahora, sus funciones las hacía un ingeniero.

Temas

Mieres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos