Mieres estrena un programa educativo para niños gitanos

Asistentes, ayer, al inicio del programa. / JUAN CARLOS ROMÁN
Asistentes, ayer, al inicio del programa. / JUAN CARLOS ROMÁN

'Promociona', que trabajará este curso con 38 escolares en el concejo, lucha contra el abandono prematuro de los estudios

A. FUENTE MIERES.

La Fundación Secretariado Gitano destaca que, desde sus inicios, ha centrado gran parte de sus esfuerzos en la promoción educativa de la comunidad gitana, a todos los niveles y en todas las edades. «La educación es un pilar básico del desarrollo de las personas, y uno de los elementos que favorecen su inclusión social y la igualdad de oportunidades». La entidad estrena en Mieres un programa de intervención educativa en la que se trabajará de forma directa con 38 escolares en diferentes centros educativos del concejo y con sus familias, un total de 25, para que se logre su participación directa en la vida escolar de los chavales. «El objetivo es la inclusión total, y que los chavales culminen la ESO y quieran seguir formándose en estudios superiores», declaraba ayer Elena Miguel Rodríguez, coordinadora de la entidad en el municipio.

El inicio de este programa en Mieres sirvió como pretexto para desarrollar, en el Instituto Bernaldo de Quirós, un encuentro de estudiantes y familias gitanas, un espacio de debate que facilita la reflexión, el intercambio de situaciones, problemas y experiencias de éxito que se traducen en la visualización de referentes educativos y del cambio que va protagonizando la comunidad en materia de educación como pieza clave en el desarrollo y avance de los propios gitanos.

El acto contó con la participación de la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela. «A través de los programas de intervención que lidera la Fundación se consigue que cada vez más estudiantes gitanos acaben con éxito la Educación Secundaria Obligatoria y continúen su formación académica», destaca la entidad.

108 alumnos, en 2017

El programa 'Promociona' que ahora se estrena en Mieres, ya lleva en desarrollo desde 2009 en la región y nació con el objetivo principal de frenar el abandono prematuro de los estudios. Está vigente en Avilés, Corvera, Gijón, Oviedo, Castrillón y Gozón, y en el curso escolar 2017-18 participaron un total de 108 alumnos de 29 centros educativos tanto públicos como concertados, de los que quince son institutos de Educación Secundaria Obligatoria, diez colegios de Primaria y cuatro, privados concertados.

Estos encuentros sirven para sensibilizar y motivar a las familias para que apoyen el itinerario formativo de sus hijos; también para implicar a jóvenes gitanos y que se constituyan en referentes positivos en el ámbito educativo a través del reconocimiento y graduación para cursar Secundaria.