Mieres multiplicó por diez la recogida de basura orgánica desde 2015

M. VARELA MIERES.

Objetivo reciclar. El Ayuntamiento de Mieres ha sido uno de los pioneros en la implantación del contenedor marrón para la recogida selectiva de materia orgánica, una iniciativa que comenzó en Vega de Arriba y que año tras año ha ido extendiéndose por todo el territorio del concejo. En 2018 se han recogido 101 toneladas, cifra que esperan superar este año.

El equipo de gobierno de IU mantiene el objetivo de acercar el contenedor marrón a toda la ciudadanía, al mismo tiempo que se desarrollan campañas informativas y de sensibilización para dar a conocer la importancia de esta medida para alcanzar los objetivos marcados por la Unión Europea para 2020 en materia de recogida selectiva y para seguir trabajando en el cuidado de nuestro planeta. En este sentido, cabe destacar el importante crecimiento de la recogida selectiva de materia orgánica en el concejo en los últimos cuatro años -desde su implantación hasta ahora- multiplicando los datos de toneladas recogidas por diez desde 2015 hasta 2018.

En concreto, en hace cuatro años se recogieron 10,7 toneladas por habitante, cifra que llegó a las 30,1 toneladas en 2016, a las 47,8 en 2017 y, finalmente, a las 101 toneladas en 2018, «con un crecimiento exponencial debido a la implicación de la ciudadanía y a las campañas de concienciación continuas que se llevan a cabo con el objetivo de dar a conocer el funcionamiento este tipo de recogida».

Temas

Mieres