«Me niegan la ayuda para que mi hijo discapacitado vaya de campamento»

A.R.M. muestra la petición de ayuda fechada en marzo. / J. C. ROMÁN
A.R.M. muestra la petición de ayuda fechada en marzo. / J. C. ROMÁN

Una madre carga contra el Consistorio de Langreo por rechazar su solicitud «cuando otros años sí nos concedieron el dinero. Estoy desesperada»

MARTA VARELA LANGREO.

Bruno M. R. tiene 39 años, pero la discapacidad intelectual y psíquica que padece, un 84%, desde su nacimiento, le hace tener las ilusiones de un niño pequeño. Sabe que las vacaciones están cerca y que toca ir de campamento. Quince días de los que disfruta cada año. Pero este año es probable que no acuda. ¿La razón? Sus padres no pueden hacerse cargo del coste de esta actividad, acomodada y diseñada a sus necesidades, y desde el Ayuntamiento de Langreo les han denegado una ayuda que otros años sí recibieron.

Su madre, A. R. M., explicaba ayer que está «desesperada». «En marzo presenté como cada año la solicitud. Nadie me decía nada ni me llamaban. Entonces pedí ver al alcalde y llamaron desde Servicios Sociales para informarnos de que no iban a ayudarnos», lamenta. Esta langreana entiende que «si no me hubiese preocupado de cómo iba la cosa, no me hubiese enterado de que no creen necesario ayudarnos a que mi hijo cumpla uno de sus deseos, ir de campamento».

Considera que las razones que le han dado no se sostienen. «Solo sé que el día 20 tendría que ingresar el primer pago más de 500 euros y no puedo sin una ayuda. Espero que recapaciten y nos ayuden». Su hijo está ingresado en un colegio de Educación Especial de Oviedo desde el pasado mes de febrero «donde está atendido todo el día». Según relata A. R. M., desde los Servicios Sociales langreanos se pusieron en contacto con la directora del centro ovetense para informarse de si en el periodo vacacional iban a tener actividades complementarias. La respuesta fue positiva y se entendió que no necesitaba ir de campamento. «Es un centro muy preparado y claro que en vacaciones hacen cosas con los niños, pero la directora es consciente de que mi hijo también puede disfrutar de un campamento fuera de su entorno habitual», sostiene esta langreana. «Lo que no logro entender es cómo desde mi concejo no quieren ayudarme a ver a mi hijo feliz», asevera.

Esta familia apunta además que están cansados de que se hable de ayuda a la discapacidad cuando los propios ayuntamientos «apenas programan actividades para niños dependientes, tenemos que buscarlas fuera y no nos ayudan». No obstante confían en que está situación no vuelva a repetirse. «El alcalde me dijo que este año veía imposible darnos la ayuda, pero que el próximo año si él continúa como regidor, lo estudiará. Para mi hijo el próximo año ya es tarde, quiero que me ayuden este».

Temas

Langreo