Los niños de Carabanzo, sin piscina de plástico tras retirarla la Policía

«Los agentes nos dijeron que carecíamos de permisos y quitaron la estructura de la plaza»

MARTA VARELACARABANZO.

Un verano sin poder refrescarse. Los niños de la localidad lenense de Carabanzo no pueden disfrutar de la piscina de plástico que algunos padres adquirieron el año pasado y que se colocó en la plaza del pueblo para los más pequeños. Pero la Policía acabó retirándola.

Según explican algunos de los familiares afectados, todo sucedió cuando una patrulla policial se desplazó a la zona para colocar algunas señales, momento en el que vieron la piscina de plástico montada en el espacio público. Al verla, se pusieron en contacto con el Ayuntamiento para preguntar si tenía permiso. «Los agentes nos dijeron que carecíamos de permisos y, al parecer, necesitamos hasta socorrista, y quitaron la estructura de la plaza», relatan.

«No era una gran instalación, la adquirimos en un centro comercial pensando en que era un aliciente para los más pequeños, nunca pensamos en saltarnos ninguna regla o norma», añaden los afectados.

A pesar de algunas piedras en el camino, en Carabanzo continúan con el ánimo de impulsar su vida social en verano. Por eso este año han sido capaces de recuperar su XIII Festival Astur, que se celebrará el próximo sábado a partir de las once de la mañana, tras dos años de parón. Se recreará el día a día de un poblado astur antes de la romanización. Así, hoy se comenzará a acondicionar el 'poblau astur', y l'aldea de los druidas, así como ultimar los preparativos de la boda astur y los desfiles de las tribus.

Una cita que servirá como ensayo para recuperar el exitoso Festival Astur Romano, con la batalla incluida, que atraía a miles de visitantes cada año con sus espectaculares exhibiciones.