Nuevos daños en el Pozo Santa Bárbara retrasan otra vez la cesión a Mieres

El Pozo Santa Bárbara, en Turón, fue declarado Bien de Interés Cultural. / JUAN CARLOS ROMÁN
El Pozo Santa Bárbara, en Turón, fue declarado Bien de Interés Cultural. / JUAN CARLOS ROMÁN

El Ayuntamiento está a la espera de recibir la antigua explotación minera de Turón por parte de Hunosa para su explotación cultural

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Nuevos daños registrados en la estructura principal del Pozo Santa Bárbara paralizan, de nuevo, la cesión de las instalaciones -declaradas Bien de Interés Cultural (BIC)- al Ayuntamiento de Mieres para su explotación cultural. Se trata de unos desperfectos encontrados en una cornisa junto a la entrada principal del edificio; la intención ahora de la hullera pública es acometer la reparación antes de la entrega del recinto para su aprovechamiento. «Llevamos ya cuatro años esperando por ello», afirmaban desde la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara, uno de los colectivos más implicados en el impulso, protección y desarrollo de esta antigua explotación minera.

Se trata, precisamente, del tiempo que ha transcurrido desde que finalizaron las obras de rehabilitación de las instalaciones, proyecto en el que se invirtieron unos 660.000 euros. Los trabajos concluyeron en 2015 y a los pocos meses ya aparecieron los primeros desperfectos en el edificio.

El concejal de Cultura de Mieres, Juan Ponte ya informó de que, una vez se haga firme la cesión de uso del antiguo pozo minero, el recinto se va a incorporar a la red de museos del concejo y a las visitas que se organizan dentro del valle de Turón. Pero, después, se diseñará un plan de usos y contenidos en el que se quiere tener en cuenta a colectivos culturales, como el grupo de arqueología industrial de la Asociación Santa Bárbara, y otros concejos mineros, tanto de la región como de fuera.

El edil destacó que Mieres mantiene vínculos con otras localidades que cuentan con museos mineros, como son Gallarta, en Vizcaya; Barruelo, en Palencia, y Sabero y Fabero, en León. El convenio -pendiente de la firma final- establece que Hunosa también puede realizar visitas guiadas por el equipamiento, siempre y cuando se notifique con antelación, y el mantenimiento de las instalaciones correrá a cargo de la hullera, salvo la electricidad y la vigilancia, que cuenta con un sistema de videovigilancia.

Unificar estrategias

Ponte recordó que el Ayuntamiento, en el ámbito de la promoción minera, lleva tiempo reclamando la creación de un organismo público que gestione todo el patrimonio industrial asturiano en el que participen todas las administraciones (Principado y ayuntamientos) y Hunosa. En este sentido, el edil incidió en la necesidad de aunar esfuerzos ya que, explicaba, «no tiene sentido que cada uno actúe por su cuenta sin que exista un plan integral en el que se unifiquen estrategias y líneas de trabajo, por lo que este organismo propuesto estaría encargado de gestionar la oferta y marca global, coordinando esfuerzos».

El pasado octubre se desarrolló en el campus universitario de Barredo un encuentro para abordar el futuro sobre el aprovechamiento de este tipo de recintos. El consejero de Industria y Empleo, Isaac Pola, fue claro en el diagnóstico y dijo que es imposible proteger todos los elementos patrimoniales.

Temas

Mieres