El Padre Ángel abre la fiesta de los Mártires, «el origen de las ONG»

Ángel García degusta un culín de sidra en Insierto. / J. C. ROMÁN
Ángel García degusta un culín de sidra en Insierto. / J. C. ROMÁN

«Los santos Cosme y Damián obraban el milagro de curar a los desfavorecidos», destaca el fundador de Mensajeros de la Paz

A. FUENTE INSIERTO (MIERES).

La jornada de ayer fue bastante larga para el Padre Ángel García, fundador de Mensajeros de la Paz. Por la mañana, aterrizaba en Barajas procedente de Etiopía, donde supervisó un proyecto solidario. Después, viajó en coche desde Madrid hasta Mieres, proque no se quería perder la oportunidad de abrir las fiestas de los Santos Mártires con el pregón en Insierto. «Vine a la fiesta mucha veces en mi niñez, también de peregrino andando desde La Rebollada. Me hace mucha ilusión», señalaba. Se trata de una celebración, que vive hoy su día grande, con muchos devotos. «Los rojos no tenemos sangre azul, es la que tenemos todos y nos podemos sentir orgullos de ser solidarios, de manera especial, en pueblos como éste, con dos santos que curaban a los enfermos más pobres, a los más desfavorecidos; son el origen de las primeras Organizaciones No Gubernamentales (ONG)».

El Padre Ángel lanzó su mensaje ante el público asistente al acto, que «un mundo mejor es posible y que ejemplo de ellos sois vosotros, hombres y mujeres de esta zona, que dan respuesta milagrosa a sus necesidades. Los Santos Mártires eran hombres buenos que hacían esos milagros, el de curar enfermedades». También recordó al cantante Víctor Manuel, «ya que, como él dice, hay que bailar cuando se oye la gaita y tomar sidra, pero digo que también hay que seguir haciendo el bien».

La jornada festiva de hoy comienza temprano. Alas siete de la mañana se oficia la primera misa en el santuario, que tendrán lugar cada media hora durante la mañana. A mediodía es la Misa Mayor, con la procesión de los Mártires Cosme y Damián y la puja del ramo. La celebración continúa mañana con Los Martirinos, con actos diseñados para los niños.