Paella para 250 personas en Soto de Aller por la Virgen de Miravalles

Los vecinos de Soto de Aller reparten la paella. :: JUAN CARLOS ROMÁN/
Los vecinos de Soto de Aller reparten la paella. :: JUAN CARLOS ROMÁN

La localidad allerana de Soto de Aller disfruta estos días de la festividad de Nuestra Señora de Miravalles, donde ayer el arroz fue el protagonista. Se sirvieron más de 250 raciones, con una doble oferta, paella de marisco y paella con carne. Tras la comida vecinal se pudo disfrutar de la actuación del grupo folclórico Les Ayalgues d'Aller. La tarde estuvo marcada por los maratones de tute y parchís, con una alta participación, así como los juegos infantiles y el reparto del bollu y la botella de vino a los socios. La localidad recuerda este año uno de sus tesoros, su deteriorada torre que luce en las camisetas conmemorativas de la fiesta. Hoy se celebra el día grande con la procesión de la Virgen desde la cripta al santuario, acompaña por la Banda de gaites 'El Gumial', donde se celebrará la eucaristía.

Temas

Aller